El PSG bajó al Bayern en la Champions League y Mbappé fue la figura

Más determinante que nunca, Mbappé marcó dos de los tres goles de la victoria del PSG que acabó con el invicto de 35 partidos en casa de los alemanes. El último campeón de la Champions quedó obligado a ganar por diferencia de dos o más en París para clasificarse.

07 Abril de 2021 18.08

Tres minutos marcaba el reloj cuando Neymar tomó la pelota y encaró hacia el arco de Neuer. Baryern Munich había tenido dos situaciones claras, la primera en los pies de Lucas Hernández, desviada por Keylor Navas, y la segunda en el tiro de esquina posterior, mediante un cabezazo de Choupo-Moting que se estrelló en el travesaño y luego salió de la cancha. Podría incluso decirse que en esos segundos iniciales era el local el que dominaba, sin embargo ante el primer contragolpe fue el astro brasileño el que marcó la diferencia: en velocidad y con la pelota al pie, levantó la cabeza y jugó hacia la derecha, por donde entraba Mbappé, asistiéndolo para que marcara el 1-0 con un latigazo que se le coló entre las piernas a Neuer.

Era clara la estrategia del París Saint-Germain. Había que esperar y salir rápido de contra para poder lastimar a un equipo que estaba decidido a sacar una buena diferencia para ir con cierta tranquilidad a Francia a jugar la revancha. A diferencia de lo ocurrido en la final de la edición 2020 de la Champions, esta serie de cuartos de final es a partido de ida y vuelta y, transcurrida la primera mitad de los 180', parecieran ser los parisinos los que la encararon de mejor manera.

Hubo, además de Neymar, otros dos futbolistas que resultaron clave: Mbappé, primero en el podio de tres por los dos goles que hizo pero sobre todo por haberse tenido confianza para hacer la personal y devolverle la ventaja al PSG en un momento determinante del partido, justo después del empate parcial de Müller; y Keylor Navas, fundamental para que los futbolistas del Bayern Munich sólo convirtieran en dos oportunidades pese a haber generado un sinfín de situaciones. Porque, créame: desde lo futbolístico los alemanes fueron muy superiores a los parisinos.

El martes que viene se jugará la revancha en el Parque de los Príncipes. Y a pesar de la estupenda victoria que se llevó PSG en este primer chico no hay nada, absolutamente nada dicho.