Escándalo

Escándalo entre Argentina y Brasil tras la final del torneo Sub 17 en Montaigu

Desde los dos bancos de suplentes los cuerpos técnicos de ambos seleccionados se metieron a la cancha para separar. El clima álgido duró cerca de un minuto y, finalmente, los ánimos se calmaron. El público en las tribunas repudió el violento final con silbidos que bajaron para ambos equipos.

,
, .

18 Abril de 2022 17.37

La final entre Argentina y Brasil en el Mundialito Sub 17 que se disputó en Montaigu, Francia, terminó en escándalo. Futbolistas de ambos equipos protagonizaron una pelea que incluyó golpes de puño, patadas, insultos y corridas.

Las lamentables acciones ocurrieron cuando el árbitro del encuentro marcó el final y decretó la victoria de Brasil por 2-1 sobre Argentina. Una vez que sonó el silbato, Gianluca Prestianni (futbolista de las inferiores de Vélez y una de las figuras en este torneo) se tomó a golpes de puño con un par brasileño. Al mismo tiempo, en otras partes del campo de juego, había corridas y cruces.

Desde los dos bancos de suplentes los cuerpos técnicos de ambos seleccionados se metieron a la cancha para separar. El clima álgido duró cerca de un minuto y, finalmente, los ánimos se calmaron. El público en las tribunas repudió el violento final con silbidos que bajaron para ambos equipos.

Argentina no pudo defender el título en Montaigu
La Selección argentina Sub 17 cayó por 2-1 en la final del tradicional certamen que se disputó en la comuna occidental francesa. El equipo de Diego Placente perdía desde lo dos minutos y logró el empate parcial a través de un gol de Agustín Ruberto, de volea, a los 13′. Sin embargo, antes del descanso, Luis Guilherme marcó de penal y selló el triunfo Verdeamarelo.

De esta manera, el conjunto albiceleste no pudo defender el título que había logrado en la última edición del torneo, que había sido disputada en 2019 (en 2020 y 2021 no se hizo por la pandemia de coronavirus). En aquella consagración, el equipo nacional había vencido en el partido decisivo a México.

Argentina llegó a la final tras haber terminado como líder del Grupo A con puntaje ideal: superó a Portugal, Francia y Bélgica. Brasil, en tanto, finalizó en el primer lugar del Grupo B, con siete unidades.

Este fue la tercera vez que el equipo nacional fue invitado al torneo que celebró du edición número 49°. En el 2000 logró el tercer puesto, en 2002 fue campeón con Hugo Tocalli como entrenador y en 2019 también lo ganó, en aquella ocasión con Román Manassero al mando.