Ciclismo

Nico Navarro recordó su etapa como ciclista y todo lo que tuvo que superar

El catamarqueño Nicolás Navarro que está alejado de las competencias de ciclismo y que tiene una historia de superación emocionante, habló luego de un tiempo.

18 Abril de 2021 18.13

Por el día del ciclista, el programa Botineros Diario habló con un referente que es Nicolás Navarro. Un ejemplo de superación que sigue luchando por disfrutas las buenas cosas de la vida y a su vez extrañando las competencia pero sin olvidarse de la bici.

«Es un día muy especial, duro a la vez porque cuesta darse cuenta que estamos lejos de las competencias. Igual sigo aprovechando y disfrutando de la bici», comenzó diciendo.

Continuó: «A mi primer carrera la hice cuando tenía cuatro años, mi papá todavía tiene fotos de ese momento. Desde ahí comencé con el infanto juvenil que viajabamos a las provincias más cercanas y de ahí a los 12 años arranqué a participar en los Campeonatos Argentinos».

Su relación con la Selección Argentina: «Cuando comencé a correr los Campeonatos Argentinos tuve la suerte de salir campeón dos años seguidos y ahí comenzaron con mi seguimiento en el seleccionado. En el año 2013 tuve mis primeras concentraciones. Tuve la suerte de ir a la concentración UCI en Suiza donde en esa gira gané el Grand Prix de Francia y en el Mundial logré un quinto puesto».

«Yo por ahí estando desde este lugar me doy cuenta de las experiencias que tuve y me pone contento eso. Yo cuando me tocó salir afuera estuve solo, no tenía compañeros, familia, tuve que manejarme solo con el idioma y eso me ayudó mucho», concretó.

Su actualidad: «Sigo estudiando la carrera de profesor de Educación Física. Me cuesta un poco por el tema de la secuela que me dejó el accidente en la vista pero con tratamientos lo estamos superando y el estudio me ayudó mucho en ir recuperando el tema cognitivo».

El significado de la Virgen del Valle en su vida: «Me emociona porque me acompañó desde que soy chico, desde que tengo noción. Mi papá siempre antes de cualquier viaje me llevaba a verla a Virgen. Cuando fue lo del accidente siento que me acompañó porque la doctora que me alzó en el momento del accidente y que luego me vio salir recuperado se largó a llorar, me tocó la cara y me dijo a vos te alzé muerto. Justo despertar un 8 de diciembre, el día de la procesión de la Virgen fue un milagro».