• Dólar
  • BNA $888 ~ $888
  • BLUE $1010 ~ $1010
  • TURISTA $1420.8 ~ $1420.8

16 C ° ST 15.81 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Orgullo: nieta de catamarqueños destaca en el fútbol femenino

Ariana Solange Díaz tiene 18 años, brilla en en el deporte en Comodoro Rivadavia. El relato de la trayectoria y la relación con nuestra provincia es Hugo Alaniz.

Ariana Solange Díaz
Ariana Solange Díaz

28 Marzo de 2024 09.41

Pareciera que la historia de los catamarqueños en la Patagonia no tuviese fin, cuando más investigo, más historias aparecen, y, ya no solo de los catamarqueños sino de sus descendientes, de la segunda, tercera, cuarta, quinta y hasta una sexta generación.  

En un momento de la investigación de los comprovincianos patagónicos, he publicado la historia de Don Felipe Ávila, hijo de un catamarqueño que por 1.905 ya trabajaba en la Patagonia, más precisamente en Comodoro Rivadavia y era carrero, distribuyendo mercaderías al sur de Chubut, en este trabajo me referiré a una joven descendiente de catamarqueños. 

Don Felipe Ávila fue elegido el deportista del siglo en Comodoro Rivadavia, claro siglo XX, un hombre sencillo, humilde en sus apreciaciones, pero que sin embargo cuando entraba en una cancha se transformaba y resultaba imbatible. 

Hoy, una deportista joven de apenas 18 años destaca en futbolísticos femeninos patagónicos, alcanzando notoriedad en ámbitos nacionales. Su nombre es Ariana Solange Díaz. Ella es hija de Héctor Javier Díaz y Analía del Carmen Usqueda, los abuelos maternos, Santos Fabián Usqueda y Elena del Carmen Cárcamo Álvarez. Los abuelos paternos, Bertoldo Gilberto Aguilantes Díaz y Lida Legue. 

Don Santos Fabian Usqueda es oriundo de la provincia de Catamarca, más precisamente de la localidad de Tatón , que pertenece a la Jurisdicción municipal de Fiambalá, departamento de Tinogasta. Por ende, Ariana es nieta de catamarqueños. 

Para que se entienda el porqué de esta publicación, empezaré contando que esta nobel futbolista empezó jugando y como ella misma lo dice, a los ocho años, pero practicaba varios deportes, y fueron sus hermanos quienes hicieron, sin proponérselo, que Ariana, se inclinara por el futbol, pues ellos naturalmente jugaban e incorporaban a la hermana en esos equipos de niños, cuyos arcos suelen ser de distintos elementos, según la imaginación de los jugadores. 

Por ser pequeña de edad, tuvo que esperar hasta 13 años para incorporarse oficialmente a un equipo de fútbol, y en ese equipo tuvo que acomodarse como podía, pues sus compañeras y rivales la superaban en edad y madurez, ya que contaban con 20 o más años. Ante esta situación, dice Ariana: “…para fortalecer mi físico, mi padre me pidió que practicara King boxing, pues todo lo que favorecía mi crecimiento deportivo, era considerado para superarme cada día”. 

ariana futbol catamarqueños

Después esta promesa futbolística, por aquellos comienzos, empezó a practicar en canchas reglamentaria y en un torneo piloto, el primero que participaba, no le fue mal, pues llegaron a las semifinales que en un vibrante partido perdieron 1 a 0 en la localidad de Ciudadela. 

Sin duda sus dotes de buena deportista y mejor futbolista, permitió que fuese convocada para la selección de futbol Sub 17 de Chubut. En esta oportunidad jugaron en Rawson y Trelew, alcanzando el tercer puesto tras perder con la provincia de La Pampa, agregando Ariana que: “…en estos partidos de mi debut en la selección chubutense jugué como enganche y digo que jugué de enganche porqué en la segunda convocatoria a la selección, ya bordeando los 17 años, última convocatoria en esta categoría, dentro del campo de juego me desempeñé como central, recogiendo una experiencia enorme al competir con otras provincias y otros niveles”. 

Ariana Díaz se formó, en sus comienzos en Las Killers, un equipo de futsal femenino que se consagró bicampeón argentino, Ariana también integró el equipo de la Selección Argentina que se consagró subcampeón del mundo en la provincia de Misiones, en el mes de marzo pasado. Después en canchas grandes, debutó en el Club San Martín de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut. Sus inicios y pasos siguientes le indicaron el camino a seguir. 

Esta deportista de mirada firme y humilde en sus gestos recuerda que: “A los 15 años, jugué mi primer torneo nacional de clubes, donde viajan solo los campeones del torneo oficial, que viajé con Unión Femenina se llamaba el equipo. Este torneo se jugó en la ciudad de Paraná, provincia de Entre Ríos, donde quedamos entre los 8 mejores equipos del país después de esta hermosa experiencia, un sueño cumplido, volví a Comodoro Rivadavia y seguí con el equipo que se llama Las killers", relató la joven. 

“A los 16 años fui a jugar el primer nacional de clubes sub17 que se hizo en la ciudad de Rosario, viaje con mi equipo Las killers que es el equipo de mamá, y lo llamo así porque ella es la presidenta de ese equipo. Viajamos a Rosario y después de una buena participación, salimos invictas y campeonas” cuenta la futbolista.

“Después de ese torneo me invitaron a participar como refuerzo para jugar un nacional de mayores para JM, que es el mejor equipo de Comodoro Rivadavia, por ese entonces, tenía 17 años. La Copa de Oro nacional se jugó en Esquel, en Chubutense, donde salimos campeonas con el equipo de JM. En esa ocasión estaban presentes los DT de la selección argentina, donde vieron jugar el nacional y les llamó la atención el juego y nivel del equipo. Terminó el torneo y nos llamaron a 7 de nosotras para estar seleccionada para la selección argentina. Eso resultó algo increíble y nunca pensando por nosotras”, sigue el relato. 

“Cuando se supo la noticia, mi familia entró en shock porque no podían creer que estaba preselecciona, la verdad fue un sueño increíble y las ganas de poder entrenar para quedar en la selección argentina eran tremendas”, dijo. 

Terminados los amistosos, contó “nos volvimos a Argentina nos fuimos a Paraná y ahí daban ya la última lista que define las 12 jugadora que van a jugar el mundial, empezaron a nombrar las chicas que habían quedado y mi nombre no salía nunca, fui la última en salir, no lo podía creer. Fue una emoción tremenda, mis compañeras lloraban y me abrazaban”. 

Este día que nos dieron la lista de las que quedaron para jugar el mundial será inolvidable, porque además ese día era el cumple de mi mamá. Esa misma noche la llamo y su mejor regalo fue haberle dicho que estaba en la selección argentina, ese día porque quedo guardado en mi corazón. 

Fue un mundial súper soñado, dice Ariana, algo increíble íbamos a la cancha rodeado de policías la gente nos esperaba afuera de la cancha con bombos trompeta y cantando la canción de “Muchachos” de la Selección Argentina. 

Cuando se lee esta historia pareciera que hablo de una persona con larga trayectoria, pero no, apenas 18 años tiene Ariana, y tantos éxitos en tan corto tiempo hablan de una mujer perseverante, dotada de condiciones físicas para la práctica de este deporte, y cargada de sueños que, para hacerlos realidad, cada instante del día los dedica a entrenar, preparar su físico, pero también su mente, para lo que es muy importante el apoyo de la familia, como lo tiene hasta ahora. (Texto de Hugo Alaniz)