Oscar Ruggeri y una sentencia sobre el caso Toto Salvio: “Fama y plata es un combo tremendo”

“Abrir la puerta de tu casa y que vengan los chicos corriendo y te sientes a la mesa con tu mujer, con tu papá y tu mamá, no es lo es mismo que abrir la puerta de tu casa y estar solo. Es bravo”, sentenció.

.
. ,

15 Abril de 2022 14.42

El incidente de Eduardo “Toto” Salvio con su exesposa, enmarcado por la Justicia en un caso de violencia de género, dio lugar a interminables capítulos de una misma historia que en este caso, por ser el protagonista un jugador de Boca Juniors, ocupa cientos de minutos en los medios de comunicación, pero que es una problemática que atraviesa dolorosamente a la sociedad en general.

Quien se refirió a esta problemática desde un lugar analítico y de la propia experiencia fue Oscar Ruggeri, al referirse a cómo impactan en los futbolistas las circunstancias de la vida, cómo los marea el dinero y la fama, sobre todo a los más jóvenes, y a la importancia de la construcción del ser humano desde el valor de la familia y la educación.

“Abrir la puerta de tu casa y que vengan los chicos corriendo y te sientes a la mesa con tu mujer, con tu papá y tu mamá, no es lo es mismo que abrir la puerta de tu casa y estar solo. Es bravo”, sentenció.

El caso “Toto” Salvio en la mirada de Oscar Ruggeri
“Para mí, si sos Battaglia, a Salvio lo tenés que escuchar y el jugador mismo te va a decir cómo está y te vas a dar cuenta. Y es posible que si lo dejan al costado como diciendo 'bueno, mirá, tomate dos o tres días, resolvé esta situación y después volves', y esperando que todo esté bien, no creo que haya otro camino para el DT. Si el jugador viene y te dice que quiere jugar, eso ya es otra cosa”. aseguró Ruggeri.


Siguió analizando la situación “No es lo mismo el que tiene la fortuna de llegar a su casa, estar con su familia y estar bien, que dice que se va a jugar o a concentrar y vuelve y está la familia esperándolo, que el que no tiene eso. Esos tipos, los primeros, hacen grandes carreraras, los que tienen familia atrás”. ¿Sabés lo que es que una pareja o una familia esté mal y discutir, discutir, discutir? No pensáás en el partido y vas en el auto a la concentración, peleado, por ahí te testás por separar y no sabes qué hacer con los chicos, si los vas a ver, es un quilombo...”


Hizo hincapié en la influencia de lo económico en la vida de los jugadores “Somos pibes de 18, 19, 20 años que llegamos a Primera en clubes grandes, empezás a agarrar guita grande y fama, principalmente fama, vas a comer y no te cobran... Plata y fama es un combo tremendo. Yo tuve la suerte de que mi mamá y mi papá eran de clase normal, no me sobró nada pero no me faltó jamás de comer y me educaron con humildad, con respeto, me enseñaron a darle valor a las cosas y a disfrutar de esas cosas que costaban”.


“Pero la pregunta es, a un tipo joven, que de pronto le firman un contrato de 10 millones de dólares... ¿cómo hacés?”
“Mirá, yo con la plata del premio que gané en la Selección me compré una casa en Ramos Mejía y mis viejos vinieron a vivir ahí. Mi viejo un día comiendo me mira y me dice: '¿Sabés que yo trabajé 35 años arriba del camión y terminé de pagar la casa en la que vivimos hace poquito? Y vos con nada ya te compraste una casa... la verdad me pone feliz de la vida, pero valorá esto'”. Concluyó Ruggeri.