Un coro no canceló su ensayo y hay dos muertos por coronavirus

En el inicio de la pandemia por coronavirus, un coro de Washington, tuvo un ensayo y las concecuencias fueron graves.

ruth-backlund-copresidenta-del-coro___pahezgrld_1200x0__1
ruth-backlund-copresidenta-del-coro___pahezgrld_1200x0__1

31 Marzo de 2020 18.00

El pasado 6 de marzo, el coro de Skagit Valley, en el estado de Washington, que consta de 130 integrantes, recibió una notificación. Fue por parte del director del coro, Adam Burdick: "en medio del estrés y la tensión de las preocupaciones sobre el virus, la práctica continúa según lo programado en la Iglesia Presbiteriana Mount Vernon". Y agregó: "Estoy planeando estar allí este martes 10 de marzo, y espero que muchos de ustedes también lo estén".

De ensayo participaron 66 cantantes, de los cuales, días después, 45 de ellos fueron diagnosticados por COVID-19 y dos murieron. El imprudente procedimiento del director por orden del establecimiento, se pagó con la vida de dos de los miembros donde los damnificados estuvieron en un ensayo que duró dos horas y media.

Si bien, los 66 cantantes, aplicaron las medidas correspondientes como limpiarse bien las manos, mantener la distancia entre cada uno a la hora de ensayar..No impidió que se contagien

Esto trajo sorpresa ya que los cntantes tomaron las medidas correspondientes y ninguno mostró sintomas el día que se juntaron a ensayar. Por parte del establecimiento, pidieron que ese día n asistan los que presenten sintomas o tengan algún malestar.

Según el LA Times, el COVID-19 puede esparcirse vía aerosoles, micropartículas que pueden flotar en el aire hasta por cinco minutos o más, una posibilidad que hasta ahora la Organización Mundial de la Salud ha minimizado. El acto de cantar, que implica un importante esfuerzo de respiración, pudo haber producido una expulsión extraordinaria de micro secreciones como en aerosol que, al difuminarse en el lugar del ensayo habían sido suficientes para difundir el coronavirus e infectar a muchos de los cantantes.