Siguen en caída los bonos argentinos en Wall Street y el riesgo país superó los 1600 puntos

Los papeles locales que cotizan en Nueva York retrocedieron hasta 4%. El indicador que mide el costo de emitir deuda llegó a subir 4,4%.

25 Marzo de 2021 13.27

Luego del feriado en la Argentina, el mercado reacciona con bajas a las noticias de las últimas jornadas. En la apertura del jueves, los bonos argentinos cayeron hasta 4% y, en consecuencia, el riesgo país se disparó 4,4% o 68 unidades y llegó a los 1603 puntos. Así, tocó el mayor valor desde el canje de deuda realizado en 2020 con los acreedores externos.

Pasado el mediodía, el indicador recortaba la suba a 3,6% o 55 unidades y bajaba a 1590 puntos. Los títulos públicos marcaban rojos de hasta 3,9% encabezados por el bono Global 2035 y también retrocedía con fuerza el título Global 2030, que perdía 3%.

El riesgo país, elaborado por JP Morgan, es un indicador que mide la diferencia entre el costo que deben pagar los diferentes países si quisieran emitir deuda en los mercados. Para eso, toman como base las tasas a las que cotizan los bonos de cada nación, que es inversamente proporcional a su precio. Por ello, cuando el valor de los bonos baja, la tasa sube. Actualmente, el riesgo país argentino indica que la tasa de los títulos locales es de 16% mientras en países como Brasil pagan menos de 3%.

Por su parte, las acciones argentinas que cotizan en el exterior continúan cayendo luego de los rojos del miércoles. Los ADR que se negocian en Nueva York retroceden en la apertura del jueves. El papel de BBVA baja 3,6% y lidera las pérdidas. Lo siguen Banco Macro y Tenaris, que se hunden 2,9% y 2,7%, respectivamente. Las pérdidas también salpican a las empresas de origen argentino que solamente cotizan en Wall Street como Globant y Mercado Libre, que derrapan 4,5% y 1,5%, respectivamente.

Las razones del derrumbe de los papeles argentinos

Tras la jornada de inactividad del miércoles, el mercado local está tratando de digerir las variadas noticias de los últimos dos días, algo que la plaza neoyorquina empezó a hacer ayer, a lo que se suma el malhumor hacia los activos de riesgo como los argentinos.

Por un lado, la reunión entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y Kristalina Georgieva, la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ambos calificaron como constructivas pero no generó mayores definiciones. Por otro, la confirmación de que Argentina recibirá una asignación extra de US$4300 millones por parte de ese organismo. En paralelo, el ejecutivo hizo lo suyo: el presidente Alberto Fernández dialogó con el titular del Banco Mundial, David Malpass, mientras la vicepresidenta Cristina Kirchner se refirió a la deuda y dijo que no era posible pagarla con los intereses actuales.

“Hay dos temas. Por un lado, el contexto internacional, que condiciona. Hay bajas fuerte en emergentes en empresas de crecimiento y cierto malhumor de los mercados con respecto a un eventual retiro de los estímulos por parte de la Fed y los demás bancos centrales. Pero, básicamente, esto es efecto de comentarios políticos. Lo que dijo la vicepresidenta respecto de que Argentina no puede pagarle al FMI y eso corre el escenario en el cual había alguna expectativa de acuerdo antes de las elecciones. Si bien yo no creía que pudiera pasar, parte del mercado lo esperaba y esto lo echa por tierra”, explicó Gustavo Neffa, de Research for Traders.

En cambio, Santiago López Alfaro, presidente de Patente de Valores, le atribuyó más peso a la cuestión externa. “Obviamente, en la Bolsa local las caídas de hoy reflejan a la de ayer, que muchos operadores la adjudican a las palabras de la vicepresidenta. Pero, al mismo tiempo, ayer bajaron mucho los mercados emergentes y subió el real. Creo que hubo una combinación de factores”, afirmó. En esa línea, destacó que este jueves todos los activos de riesgo retroceden, incluso el bitcoin, y remarcó que el dólar Bolsa, que funciona como termómetro, perfora los $140.

Para López Alfaro, los bonos argentinos ya tocaron sus mínimos y las caídas de estos días son solo una corrección temporal. “Seguimos positivos con los mercados emergentes y respecto de una recuperación de los activos y la economía argentina. Obviamente, hasta las elecciones y ahí se verá cómo están posicionados los activos”, sostuvo.