• Dólar
  • BNA $912.5 ~ $912.5
  • BLUE $1190 ~ $1190
  • TURISTA $1460 ~ $1460

18 C ° ST 17.11 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Gran Hermano

Escándalo en GH: Dos participantes no se bancan Arturo y quieren echarlo de la casa

El perro que entró hace menos de una semana al reality, causó mucha emoción pero hay quienes no toleran su presencia.

21 Abril de 2024 13.46

La llegada de Arturo a la casa de Gran Hermano vino muy bien para que los chicos levantaran su autoestima y haya una renovación de energías masiva tras las horas de incertidumbre que se vivieron por la salud de Juliana Furia Scaglione.

El can, que rápidamente adoptó a Martín Ku como su compinche dentro del programa, también se mostró cerca de Furia y Paloma. Sin embargo, no todos tienen la misma afinidad con el perro y hay otros participantes que no les significó nada su presencia.

Este ingreso que hizo Gran Hermano al rescatar a Arturo, básicamente es salvarle su vida, ofrecerle una nueva llena de amor y cariño, y con la promesa que al finalizar su tránsito tendrá un hogar a donde vivir, pero que aún no está definido.

Lo que es seguro que quienes no lo adoptarán son Flor y Zoe. Ambas hermanitas no soportan al perro. Incluso, que esté todo el día pegado al Chino les genera cierta incomodidad, como también su presencia en los sillones cuando están recostadas.

 

POR QUÉ NO QUIEREN A ARTURO DENTRO DE GRAN HERMANO

 

"Basta bol… no puede estar todo el tiempo con Martín. Que traigan otro perro", comenzó diciendo Bogach. Sumándose al reclamo que hizo la jugadora de Gran Hermano, Flor también opinó de manera ácida respecto al futuro de Arturo y lo que debería pasar.

"Que traigan otro perro", sentenció Regidor. Estando claro que el Chino es su gran amigo, los próximos días y semanas serán cruciales. El perro desarrolló un apego importante a punto tal que lo espera fuera del baño cada vez que entra.

Sin embargo, hasta el momento no está definido quién será su dueño. Santiago del Moro contó al momento de su ingreso que había muchas personas interesadas y que de la casa se irá su próximo nuevo hogar, teniendo los chicos la prioridad de decidir.