Las fotos de Mariano Martínez desnudo en la ducha, la revolución en las redes y el descargo del actor

Siempre activo en sus redes sociales, compartió imágenes bañándose y los comentarios de los seguidores no tardaron en llegar. Qué dijo él después.

29 Septiembre de 2021 16.33

Mariano Martínez compartió con sus más de dos millones de seguidores dos fotos en las que se lo ve debajo de la ducha, completamente desnudo, en una está de frente y en otra de espaldas. Los comentarios sobre su posteo en Instagram no tardaron en llegar.

Junto con las fotos él solo había atinado a poner tres emojis: corazón, fuego y ducha. Una de las primeras en comentar las fotos fue la actriz Gabriela Sari, que escribió “se picó” y él le respondió con más íconos: una cara de ángel y una cara con corazones.

“Mirá Mariano, la mayoría de tus fans ya no somos unas niñas así que estas fotos nos pueden causar un infarto...”, “Si así está el nido no me quiero imaginar el pájaro”, “Necesito terapia”, “Dormí vos, después de esto”, “Llego a ver a mi mamá en los comentarios y me muero”, “¿Quién habrá sacado la foto?”, “Dios mío”, “Diablos señorito. Tan fuerte que es perjudicial para la salud”, fueron algunos de los más de dos mil quinientos comentarios que recibió la publicación, que además casi llega a los 70 mil “Me gusta”.

Mariano Martínez en la ducha

Antes de ir a dormir, sorprendido por la repercusión de las imágenes, realizó un descargo a través de una historia: “Me voy a dormir, es una foto en la ducha gente. Tampoco es para hacer un escándalo, no se ve nada, che. Bueno eso, gracias por la buena onda, buenas noches”.

Hace unos días luego de que algunos usuarios se rieran de los videos que sube cantando, respondió: “Les guste o no les guste es así. Fíjense lo que quieren para ustedes. Sé que se van a seguir riendo, yo voy a seguir haciendo cosas, porque, sinceramente, a mí ni frío ni calor. Les mando un beso, bendiciones y que tengan un buen día. Sinceramente es una distracción, un divertimento, después el ojo ajeno la verdad es que no me modifica, que sé yo, que digan lo que quieran”.

“Genuinamente no me caliento, pero a veces siento que hay que tener un poco más de cuidado. ¿Cuál es el límite cuál con respecto a ser maleducado, agresivo, hacer bullying, a criticar a alguien por lo que hace o por cómo se viste o cómo es?”, reflexionó.