Polémica con el nuevo tema de Flor Vigna: dicen que es una copia de “La Cobra” de Jimena Barón

En “Los ángeles de la mañana” hicieron un informe donde compararon las dos canciones.

12 Noviembre de 2021 14.06

Esta semana, Flor Vigna se lanzó como cantante. Estrenó el video del tema “Uy”, con su novio Luciano Castro como protagonista. Las imágenes generaron repercusión y un efecto secundario. En Los ángeles de la mañana debatieron algo que se habló en las redes: ¿hay similitudes con “La Cobra” de Jimena Barón?

Luego de pasar el clip de Vigna, Ángel de Brito pasó un informe en el que se comparaba el clip con el de Barón. Si bien algunos compases sonaban parecidos, la totalidad de la canción no es igual, a pesar de cómo suenan algunas frases.

“A ver si ahora te animás, que me hice piedra de tanto aguantar”, dice Barón. “Uy, se te olvidó que me callabas con un sh; ahora llamas porque quieres dólar blue”, entona Vigna. Si bien las letras no tienen nada que ver, ese es el fragmento donde algunos acordes suenan parecidos.

Además de la canción, el informe de LAM hizo foco en algunos fragmentos de las imágenes que parecen haber sido inspirados en otros clips. Por ejemplo, en el de Baron “La tonta”, la cantante aparece cocinando un bizcochuelo, que después explota. En el de Vigna también hay una torta que termina estampada en la cara de ella.

La tonta / Uy

“Hay similitudes con Jimena Barón, con Lali Espósito, con Thalía, con el bailarín Nacho Gonatta”, aportó De Brito. “Lo de Nacho es un choreo”, opinó Mariana Brey. “Igual, a favor, la estética del video es hermosa. Es linda”, agregó Cinthia Fernández.

Cuándo una canción es plagio de otra

Para comprobar si dos canciones son iguales, es decir, si hay un plagio, debe existir una pericia que verifique “la inclusión de la totalidad, partes o fragmentos de una obra en otra”, señala un documento del Ministerio de Justicia.

“En el caso de la música la comparación la debe efectuar un experto que analice la melodía, el ritmo y la armonía. El primero de esos tres elementos es el único que podrá dar lugar al plagio, ya que los ritmos (vals, tango, rumba, bolero, etc.) son de dominio público. Lo mismo sucede con los acordes que conforman la armonía, que no son apropiables”, agregó el texto.