• Dólar
  • BNA $188.25 ~ $196.25
  • BLUE $375.00 ~ $379.00
  • TURISTA $310.20 ~ $323.40

29 C ° ST 29.58 °

Unión Radio 91.3 en vivo

"Francia está en duelo"

A horas para la Navidad, se producen sangrientas manifestaciones en Francia

La comunidad kurda, a la cual pertenecían los tres fallecidos por el tiroteo registrado ayer, realizó protestas que derivaron en enfrentamientos con la Policía.

Las protestas en París se iniciaron tras el asesinato de tres personas.
Las protestas en París se iniciaron tras el asesinato de tres personas.

24 Diciembre de 2022 18.00

A tan solo unas pocas horas para la Navidad, 11 personas fueron detenidas en París en distintos disturbios durante una marcha por el asesinato de tres personas cerca de un centro cultural kurdo de la capital francesa que tuvo motivaciones "racistas", de acuerdo con palabras del detenido por el ataque reveladas por una fuente cercana al caso.

Varios miles de personas se congregaron de manera pacífica en la Plaza de la República, a pocos metros del lugar donde ayer un hombre de 69 años con antecedentes penales mató a una mujer y dos hombres e hirió a otras tres personas, una de ellas de gravedad.

Durante el homenaje, la multitud guardó un minuto de silencio por los tres fallecidos y por los que "murieron por la libertad". " Lo que sentimos es dolor y desconfianza, porque no es la primera vez que esto ocurre", declaró Esra, una estudiante de 23 años.

Pero poco después la situación se tensó y algunos de los manifestantes comenzaron a quemar vehículos y contenedores de basura, además de tirar objetos contra la policía que respondió disparando gases lacrimógenos. "Hubo provocadores que pasaron en un vehículo con la bandera turca e hicieron el signo de los Lobos Grises, así que eso provocó a los jóvenes", declaró el vocero del Consejo Democrático Kurdo en Francia (CDK-F), Berivan Firat, en referencia a la organización de extrema derecha nacionalista turca.

En total, 11 personas fueron arrestadas y 31 agentes policiales resultaron heridos, informó el prefecto de la la policía parisina, Laurent Núñez. En Marsella, sur del país, también se llevó a cabo una marcha similar, a la que asistieron cientos de personas.

El sospechoso, que logró ser controlado por los transeúntes que pasaban por el lugar antes de que intervinieran las fuerzas de seguridad, fue arrestado con "un maletín" con " dos o tres cargadores llenos, una caja de cartuchos de calibre 45 con al menos 25 cartuchos dentro", precisó hoy una fuente del caso.

El detenido, un conductor de tren jubilado de nacionalidad francesa, atribuyó el ataque a los tiros a que era "racista", dijo esa misma persona próxima al caso, citada por la agencia de noticias AFP. La policía investigará al individuo por asesinato, intento de asesinato, violencia con arma e infracciones de la legislación con armas de carácter racista, una "circunstancia (que) no modifica la pena máxima" a la que se expone el sospechoso, "que sigue siendo la cadena perpetua", precisó la fiscalía.

El hecho tuvo lugar en la calle d'Enghien, en el centro de la capital francesa, en inmediaciones de la organización cultural kurda Ahmet Kaya. Los disparos causaron pánico poco antes del mediodía francés de ayer entre los residentes del barrio, una zona de gran movimiento, conocida como "la petite Turquie" (la pequeña Turquía), con tiendas, restaurantes y bares.

El ataque generó conmoción entre la comunidad kurda local en la víspera del noveno aniversario del asesinato de tres activistas kurdas en el mismo barrio parisino y derivó en una manifestación espontánea, que terminó en enfrentamientos con la Policía.

La mujer asesinada fue identificada como Emine Kara, responsable del Movimiento de las Mujeres kurdas en Francia, según el CDK-F. Había solicitado asilo político, pero le fue denegado, indicó la misma organización.

Los dos hombres muertos son Abdulrahman Kizil, "un ciudadano kurdo ordinario" que frecuentaba la asociación "a diario", y Mir Perwer, un artista kurdo, refugiado político, que está "perseguido en Turquía por su arte", indicó el CDK-F.

El presidente francés, Emmanuel Macron, denunció un "odioso ataque" contra "los kurdos de Francia" y, a pedido suyo, el prefecto de policía de París y el ministro de Justicia, Éric Dupond-Moretti, recibieron este sábado a representantes de la comunidad kurda.

"Francia está en duelo", señaló Dupond-Moretti, quien manifestó su interés en reunirse con la delegación kurda para "garantizarles nuestro apoyo sin fisuras", según consignó el canal CNews.

El funcionario se refirió al ataque como un "crimen racista" por su naturaleza "odiosa" y lo diferenció de un "acto terrorista", que explicó responde a la adhesión o no a una "ideología política reivindicada".

De momento, la pista terrorista ha sido descartada, pero el ministro dijo que todo dependerá de cómo evolucione la investigación. El presunto autor de los disparos fue detenido poco después de la tragedia y puesto bajo custodia policial.

El agresor "quería atacar a extranjeros" y "a todas luces actuó solo", dijo ayer el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, quien señaló que además frecuentaba un campo de tiro. Ligeramente herido en la cara durante su arresto, ya había sido condenado en junio a 12 meses de prisión por actos de violencia con armas cometidos en 2016, sentencia que apeló.