Detectan grandes olas cerca de Tonga y analizan si se trata de una nueva erupción del volcán submarino

La última fue detectada a las 22H10 GMT del domingo, según una alerta del Darwin Volcanic Ash Advisory Centre; Estados Unidos y Japón aconsejaron a quienes viven cerca de la costa del Pacífico que se alejen de la playa como medida de precaución.

17 Enero de 2022 08.14

A penas dos días después de que una erupción volcánica provocara olas de tsunami en el Pacífico, la estación de monitoreo basada en Darwin, Australia, alertó este lunes sobre una posible nueva “gran erupción”. En un principio, la Agencia AFP afirmó que se trataba de una nueva gran erupción del volcán submarino, pero luego corrigió la información al decir que aún eso no estaba confirmado.

Según una alerta del Darwin Volcanic Ash Advisory Centre, se registró un movimiento a las 22H10 GMT del domingo. El Centro de Alertas de Tsunami del Pacífico dijo que detectó olas grandes en la zona y que “podrían ser de otra explosión del volcán Tonga”.

Estados Unidos aconsejó a quienes viven cerca de la costa oeste del país que se alejen de la playa como medida de precaución. Japón también emitió una alerta, que levantó este domingo, y pidió a sus ciudadanos que se alejen de la costa del Pacífico.

Las olas de tsunami causadas por una gigantesca erupción volcánica golpearon el sábado Tonga, en el océano Pacífico. Los videos en redes sociales mostraron la irrupción del agua a través de una iglesia y varias casas. Los testigos también describieron las cenizas sobre la capital, Nukualofa.

Horas antes, la alerta de tsunami provocó que los residentes de este país se apresuraran a ponerse a salvo en zonas más elevadas. El viernes, el volcán envió cenizas, vapor y gas hasta 20 kilómetros en el aire, dijo el Servicio Geológico de Tonga en una publicación de Facebook. Tiene un radio de 260 kilómetros.

La erupción del volcán submarino Hunga-Tonga-Hunga-Ha'apai provocó luego poderosas olas en el Pacífico Sur. El tsunami llegó a Japón con una ola de 1,2 metros en la remota isla sureña de Amami Oshima, alrededor de las 23.55 (hora local), según anunció la agencia meteorológica japonesa. También, se emitieron varias alertas para la costa oeste de Estados Unidos, mientras que Hawái se vio afectado por “inundaciones menores”, tras la erupción. “Salgan de las playas, los puertos y marinas” de las costas desde California (oeste) hasta Alaska, dijo el Servicio Nacional del Clima de Estados Unidos, que predijo olas de hasta 60 centímetros, fuertes corrientes e inundaciones costeras.

Por ahora no fueron reportadas muertes, pero en el lugar se habla de un “paisaje lunar” luego de que la isla quedara cubierta por una capa de ceniza volcánica, la cual entre otras cosas está contaminando los recursos hídricos. Horas después de la erupción del volcán, las líneas telefónicas y de Internet de Tonga se cortaron, lo que hizo que los 105.000 residentes de la isla quedaran casi completamente incomunicados. Desde la vecina Nueva Zelanda se informó más tarde que se restableció la electricidad en partes de la isla y que los teléfonos celulares están volviendo a funcionar lentamente. Pero la situación en algunas zonas costeras sigue siendo desconocida.

Este lunes, Australia y Nueva Zelanda enviaron vuelos de vigilancia para evaluar los daños en Tonga. El primer ministro australiano, Scott Morrison, se comprometió a brindar apoyo lo antes posible, pero dijo que las cenizas del volcán habían obstaculizado los esfuerzos de socorro. “Han habido muchos desafíos allí con la nube de ceniza y la interrupción de las comunicaciones, por lo que estamos trabajando juntos para brindar el mayor apoyo posible a Tonga”, afirmó Morrison a la estación de radio 2GB.

En tanto, el ministro de Australia para el Pacífico, Zed Seselja, dijo que los informes iniciales sugirieron que no hubo masivas víctimas y que el aeropuerto “parece estar en condiciones relativamente buenas”, pero hubo “daños significativos” en carreteras y puentes. Agregó que su país estaba en contacto con Estados Unidos, Nueva Zelanda, Francia y otros países para coordinar las respuestas.

Según los expertos, la erupción del volcán Hunga-Tonga Hunga-Ha'apai fue una de las más violentas de las últimas décadas en la región. Y disparó alertas de tsunami en varios países, como Japón y Estados Unidos, donde se produjeron inundaciones en algunas zonas costeras de California y Alaska.

A través de imágenes tomadas desde el espacio, se pudo observar el momento en que la última erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha'apai envió un hongo de humo y ceniza al aire y una onda expansiva a través del mar circundante.

En Perú, dos mujeres murieron ahogadas en una playa de la región Lambayeque (norte) debido al “oleaje anómalo” producido tras la erupción, informó el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN) local.