Rusia anunció que lanzará una vacuna nasal eficaz contra la variante Ómicron

El Instituto Gamaleya afirmó que estará en el mercado en el primer trimestre del año.

30 Diciembre de 2021 18.05

Rusia anunció que sacará al mercado en el primer trimestre de 2022 su vacuna anticovid Sputnik de aplicación nasal, según informó este jueves el Centro Gamaleya, productor de este fármaco.

Las autoridades afirmaron que la vacuna tendrá una alta eficacia contra la variante Ómicron.

"La vacuna nasal Sputnik será eficaz en especial contra la variante altamente contagiosa Ómicron, no solamente desde el punto de vista de la protección contra el propio virus, sino también para prevenir su transmisión y propagación", informó Gamaleya a través de Twitter.

La publicación destaca que la forma nasal del inmunizante llegará al mercado en el primer trimestre de 2022.

Rusia ya había informado sobre el desarrollo de la vacuna nasal a mediados de año.

El 27 de noviembre, el director adjunto de Gamaleya, Denis Logunov, comunicó que el desarrollo es indoloro, con mínimos efectos secundarios.

En ese entonces, el director del centro, Serguei Guintsburg, informó que es muy probable que el fármaco contra la Covid-19 sea capaz de inmunizar a las personas independientemente de la vacuna anticovid que hayan recibido anteriormente.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien participó en noviembre en los ensayos del preparado nasal, destacó que la vacuna anticovid rusa de dos dosis Sputnik V es altamente eficaz contra la variante Ómicron y afirmó que "garantiza cerca de un 90 % de protección".

Hasta el momento, Sputnik V fue aprobada para su uso en más de 70 países y otros 21 estados dieron también su visto bueno a Sputnik Light.

La esperanza de los científicos

Algunos expertos manifestaron sus buenas sensaciones con respecto a la nueva vacuna nasal que lanzará Rusia en 2022. Los científicos lograron determinar mientras iba avanzando que el SARS-CoV-2 ingresa al organismo a través de la nariz y desde allí se inicia la infección. No es casual que el uso de barbijos haya sido la primera medida preventiva.

Por eso, la intención de las tareas es imitar la estrategia que ya mostró su efectividad ante la poliomielitis.

“Se busca una vacuna nasal porque las inyecciones intramusculares y subcutáneas no generan una secreción de IgA (inmunoglobina A) y con una buena inmunidad celular, si le sumamos esta inmunidad en combinación, no sería descabellado pensar en erradicar al virus", aseguró Juan Ramón Curi (MN 120.679), jefe del Servicio de Otorrinolaringología de la Fundación Favaloro, al sitio de Todo Noticias.

“Cuando nosotros 'dosamos' a un paciente por anticuerpos contra el Covid-19 vemos que la IgM se eleva en la infección y que la IgG aparece como una cicatriz que deja el virus”, explica Curi.