Causa financiera

Además de las amenazas y cortes de los ahorristas se suma el “enojo” de los policías

Deben realizar consigna policial durante las 24 horas del día en las viviendas de los propietarios, encargados, empleados y hasta en los familiares de estos.

.
. .

22 Abril de 2022 00.45

Las financieras continúan en el ojo de la tormenta y los reclamos en contra de los dueños y empleados están cada vez más cargados de violencia, de amenazas anónimas o llamados intimidatorios. Ahora los ahorristas reclaman la devolución de sus capitales presentándose en las oficinas de las financieras con bidones de nafta y amenazando con prenderle fuego a las instalaciones sino se les entrega el dinero. Situación que trae aparejado el enojo y el malestar, en los efectivos de la Policía de la provincia quienes a raíz de todos estos actos, que ponen en riesgo la integridad de las personas, ya sea propietario, encargado, empleado, familiares, etc. Se encuentran  vinculadas de una u otra manera a las mal llamadas “financieras”, que deben cumplir servicio de adicional en viviendas particulares con turnos de ocho horas, sin que a cambio del servicio se les abone algún tipo de dinero. 

Enojo
Según pudo saber LA UNIÓN, por los propios policías, quienes por razones obvias no serán identificados, estos “recargos” fueron algunos en días de servicio y otros en franco, vienen dándose desde el mes de febrero.
“Entendemos como policía que existe un riego potencial para el ciudadano que recibe la amenaza, pero no se puede descuidar una jurisdicción o una división para cuidar finalmente la vivienda, porque muchas de estas personas, que ni siquiera están con empleados de estas firmas, hay casos de consignas en familiares de las parejas de los empleados que salen, tienen sus actividades y el policía designado para la consigna, que son de 24 horas, no los acompaña. Si se supone que lo que  se debe proteger es la vida del ser humano, aquí lo que parece que les interesa es lo material”, expresó molesto un efectivo quien aclaró que a ninguno de los más de 50 policías afectados a estas consignas van rotando un turno por cada dependencia o área, ni se les paga ningún adicional del supuesto afectado desde la propia policía.


“Renegamos también, señaló el policía, del criterio que aplican nuestros superiores. No estamos, remarcó, en desacuerdo que las personas que son amenazas y se sienten amedrentada por su vida deban recibir la protección de la policía, por no actuar como se hace y siempre se hizo con las víctimas de violencia de género. Esas mujeres que realmente están en constante peligros de sus parejas o exparejas y que lamentablemente en nuestra provincia tenemos ejemplo desgraciados de sobra para decir que si el “policía” hubiera estado en la casa, esa mujer estaría con vida y sus hijos tendrían a su madre. Estos casos de extrema vulnerabilidad, lo que se ordena y con orden judicial, cosa que en las consignas de las financiera parece no haber dicha orden, es que el móvil de la jurisdicción  para que haga recorridos constantes por el domicilio de la víctima. Mientras tanto, se recarga a policías para que vayan a custodiar la casa, por ejemplo del familiar de la pareja -quien no vive en ese inmueble, de un empleado de la financiera-”, expresó.

Más de una veintena
La misma policía se informó que las consignas se cubren por 24 horas, rotando el personal cada ocho horas, debiendo las dependencias de la jurisdicción y los diferentes departamentos policiales, donde se agrupa Automotores, División de Investigaciones, Ciber delitos, etc., designar un personal diario todos los días de la semana para cubrir las consignas en los domicilios particulares y las oficinas de las financieras, direcciones que no será especificadas por cuestiones de seguridad.
Basta con recorrer la ciudad para observar la presencia  policial.