Argentina: Una mujer es asesinada en un contexto de violencia de género cada 14 horas

Brenda Micaela Gordillo es una de las 68 mujeres que en lo que va del año 2020 fue víctima de femicidio en la Argentina. En nuestra provincia, las denuncias por episodios de violencia no cesan. La semana pasada, dos femicidas fueron condenados.

06-07-f3-cg
06-07-f3-cg

09 Marzo de 2020 01.00

Brenda Micaela Gordillo tenía 24 años. Era la única mujer de entre cuatro hermanos, todos varones y, ayer, habría celebrado su día si su vida no hubiera sido arrebatada por Naim Vera (19), con quien mantenía una relación “casual”.
El femicidio de Brenda Micaela conmocionó y sigue conmocionando no solo a Catamarca, sino a todo el país. Las características del crimen, mal informadas en un primer momento, lo posicionó en la opinión pública como un acto atroz. Naim había quemado en un chulengo el cuerpo de la víctima y, luego, buscó deshacerse de él en el kilómetro 17 de la Ruta 4. Si bien parte del cuerpo estaba desmembrado, no fue porque haya sido descuartizada como se informó conocido el macabro hallazgo, sino por el accionar del fuego, cuando quemó su cuerpo. Este fue el primer femicidio ocurrido en nuestro país en el mes de marzo, paradójicamente, denominado el mes de la mujer.
Luego, se suscitaron otras cuatro muertes por femicidios. Hasta ayer, 8 de marzo de 2020, la cifra se elevó escalofriantemente, contabilizando 68 los femicidios ocurridos a lo largo y ancho de nuestro país, según el observatorio “Ahora que sí nos ven”. El dato se vuelve más alartamente cuando se establece que cada 14 horas, una mujer pierde la vida en un contexto de violencia de género en alguna de las provincias de nuestra Argentina.
Entre el 1 de enero y el 29 de febrero, el observatorio había contabilizado 63 femicidios en el país, es decir, uno cada 23 horas. Pero llegó marzo y solo en los tres primeros días, Brenda Micaela Gordillo, Jordana Belén Rivero, Guadalupe Ezeiza, Octavia Colque y Agustina Atencio fueron asesinadas.

Nivel nacional
De acuerdo al relevamiento de distintos observatorios, hubo 68 femicidios en lo que va del año y el 66 por ciento fueron cometidos por las parejas o exparejas de las víctimas. Además, alrededor del 60 por ciento fue en la casa de la víctima. Muchas habían denunciado previamente a sus agresores e, incluso, algunos tenían medidas judiciales.
La mayoría tenía una relación previa con el agresor; en las restantes, la relación había terminado.

En 2019

Hubo 280 víctimas, que abarcaron 25 femicidios vinculados, 10 transfemicidios y cinco suicidios feminicidas.

Denuncias, detención y condenas

Lamentablemente, y a pesar de que nuestra provincia concluyó el 2019 ocupando uno de los primeros lugares a nivel nacional en la nefastas estadísticas de femicidio, la historia en este 2020 vuelve en parte a repetirse.
Entre los meses de enero y febrero, se recepcionó en las unidades judiciales que abarcan los departamentos Capital, Valle Viejo y Fray M. Esquiú una denuncia aproximdamente cada 90 minutos. Si bien no en todos los casos estas presentaciones judiciales se trataban de golpes, tenían elementos propios de una relacion violenta en un contexto de género. Las amenazas, el hostigamiento, el abuso sexual, etc., contabilizaron un sinfín de denuncias. Ahora bien, solo en la primera semana del mes de marzo, ya se contabilizaron unas 140 denuncias e intervenciones policiales de mujeres, víctimas de la violencia del hombre. De dichas estadísticas policiales y judiciales surge también el dato de los agresores detenidos, pero actualmente, ninguno continúa privado de la libertad. La semana pasada, el tribunal de la Cámara Penal Nº 3 condenó a Custodio Quinteros y a Diego Herrera a la pena de prisión perpetua.
Ambos fueron juzgados por haber asesinado en marzo del año 2019 a su pareja y expareja, respectivamente, Susana Villagra y Susana Avellaneda, hechos ocurridos en Santa Rosa y Fray M. Esquiú.