Asaltantes de la “Quilmes”, en libertad

20 Noviembre de 2020 00.41

Durante la mañana de ayer se desarrolló, vía remota, la audiencia en el ámbito de la Cámara Penal, en donde los abogados defensores de los detenidos por el violento asalto a la Distribuidora “Quilmes”, hecho ocurrido en el año 2018 en esta ciudad Capital, solicitaron la libertad de sus asistidos ya que se había cumplido el plazo legal de dos años de la prisión preventiva, sin que fueran sometidos los imputados al juicio oral y público. Luego de escuchar a los abogados defensores de los acusados, José Roberto Perea y Luis Alberto Zamora, el tribunal integrado por los jueces Marcelo Soria, Jorge Palacios y el subrogante, Rodrigo Morabito, resolvieron, por unanimidad, hacer lugar al planteo de las defensas ejercidas por los abogados Roberto Mazzucco (h) y Silvia Barrientos y ordenar la inmediata libertad de los mencionados. Si bien Perea y Zamora regresarán a sus domicilios, continúan imputados en la causa y deberán sentarse en el banquillo de los acusados, cuando el tribunal fije la fecha del juicio oral y público, que por lo avanzado del calendario de este 2020, se prevé que será recién el año próximo. José Roberto Perea y Luis Alberto Zamora están imputados por el delito de “robo calificado por el uso de armas cuya aptitud para el disparo no pudo tener por acreditada, agravada por la participación en la ejecución de un integrante de la fuerza de seguridad policial”. Desde que ocurrió el ilícito en el año 2018, los acusados se encontraban alojados con prisión preventiva, en el Servicio Penitenciario Provincial, en Capayán.  
El sábado 20 de octubre de 2018, por la noche, dos delincuentes con armas de fuego y vestidos con uniforme de Policía redujeron a Fanny Díaz Dian, la propietaria de la empresa distribuidora de bebidas “Quilmes”, ubicada en avenida Alem al 600. Durante ese hecho, se llevaron un millón de pesos. Con el pasar de las horas, la Policía arrestó, en un primer momento, al efectivo policial Perea, quien se encontraba de guardia el día del atraco. Días después, su cómplice, Zamora, fue aprehendido en Añatuya, provincia de Santiago del Estero.