Autochorros le llevan $ 65 mil a un repartidor de gaseosas

16 Septiembre de 2020 00.01

Mientras la Policía lucha contra la inseguridad que azola las calles de la ciudad, los delincuentes van mutando su modalidad delictiva. 
En la mañana de ayer, a las 10.10, según la información policial, un sujeto llegó a bordo de un automóvil, que era conducido por otra persona, descendió, se subió a la cabina de un camión repartidor de gaseosa, tomó la billetera con el dinero de la recaudación, descendió, abordó nuevamente el auto y se fugó junto al cómplice. La Policia desplegó un amplio operativo, en procura de dar con el paradero del rodado y de sus ocupantes, pero el resultado fue negativo. 
Según la información policial a la que accedió este diario, a la hora de mención, Eduardo Santillán (42), quien se desempeña como chofer y encargado de un camión marca Mercedes Benz, dominio NIK-365, perteneciente a la distribuidora Coca Cola, se estacionó en avenida Ahumada y Barros, entre calle Congresal Centeno y Ministro Dulce, para realizar una entrega en el supermercado chino “Estrella I”. Mientras descargaba la mercadería, un sujeto, del que recordó que era de contextura física robusta, cabello oscuro y que vestía una campera color celeste y pantalón jeans celeste, sin violentar nada, abrió la puerta del conductor para, luego, sustraer la suma de sesenta y cinco mil pesos aproximadamente. 

Siempre según los dichos del repartidor, tras apoderarse del dinero, observó a esta persona abordar un automóvil marca Chevrolet modelo Classic, color gris, vidrios polarizados, llantas deportivas, el que era conducido por otro suejto, quien se dio a la fuga por avenida Ahumada y Barros con sentido norte. 

Tras llamar a la Policía, estos convocaron al personal d ela Unidad Judicial N° 5, quienes por directivas de la Fiscalía en turno, trabajan en las imágenes que quedaron registradas por las cámaras de seguridad existentes en el lugar, lo que permitirá individualizar a los delincuentes y poder dar con su paradero, como así también el del dinero sustraído.