Cambiarán el Santa Rosa por un centro especializado para el alojamiento de adolescentes infractores

En la actualidad, dicho centro funciona con un régimen semicerrado. La Ley 5.544 establece que la sanción impuesta a un joven debe ser cumplida en un establecimiento especializado.

15 Enero de 2020 04.00

Si bien es cierto que la privación de la libertad en una persona menor de edad debe ser el último ratio que adopte la Justicia, en la actualidad, en nuestra provincia, no existe un centro especializado para tal fin, es decir, para el alojamiento de adolescentes infractores.
A raíz de dicha carencia edilicia, en el día de ayer, el ministro de Seguridad de la Provincia Dr. Hernán Martel, acompañado por el director del Servicio Penitenciario de Miraflores, Dr. Daniel Romero, fueron recibidos por el director del Centro Juvenil Santa Rosa, Daniel Martínez, quienes visitaron junto a la subsecretaria de Familia, Dra. María Carrizo y la directora del área Infractores, Lic. Verónica Herrera, perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social, las instalaciones edilicias de dicho Centro.
A la comitiva del Poder Ejecutivo Provincial se sumó el defensor penal juvenil, Dr. Sergio Véliz, y el Dr. Fabricio Gershani Quesada, juez del Tribunal Penal Juvenil, quienes fueron asistidos por la Dra. Gabriela Rosello.
Consultado por este diario, el juez penal juvenil, Dr. Gershani, manifestó que “la visita se llevó a cabo en el marco de las mesas de diálogos que se vienen desarrollando entre representantes del fuero con competencia en materia penal juvenil y Ministerio de Seguridad y Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, con el objeto de adecuar las instalaciones del centro juvenil a los nuevos estándares que prevé la Ley Nº 5.544”. Además, agregó: “si bien las instalaciones edilicias se encuentran en buen estado para alojar a adolescentes que se encuentran sometidos a medidas cautelares de privación de libertad, es necesario readecuar su estructura y funcionamiento para los casos en los cuales se haya declarado la responsabilidad penal de esos adolescentes y se les imponga una sanción restrictiva de la libertad”.
Por su parte, la flamante directora del área Infractores coincidió con lo expresado por el funcionario judicial, agregando que: “Desde nuestra función, vamos a trabajar para no agravar las sanciones y trabajar en territorio, hasta con los adolescentes que están con prisión preventiva, que solo tienen que concurrir a la dependencia a firmar. Vamos a hacer un seguimiento de cada caso. Por nuestro rol, trabajamos más desde lo socioeducativo, apostando a nuevos dispositivos y/o proyectos de justicia restaurativas.  Vamos a trabajar juntos con los demás actores del sistema en este nuevo proyecto, aportando cada uno desde su lugar”, explicó la funcionaria.
Al finalizar la reunión, se acordó que los equipos interdisciplinarios del Ministerio de Desarrollo Social elaboren un proyecto del funcionamiento del nuevo instituto, como así también de las necesidades de la adecuación edilicia y funcional del lugar.