Dos tremendos vuelcos en el interior provincial

28 Septiembre de 2021 00.37

Durante la jornada del domingo, los departamentos Capayán y Santa María fueron escenarios de espectaculares vuelcos de vehículos que, por fortuna, solo dejaron daños materiales de importancia en los rodados involucrados. 
A las 22.00 horas aproximadamente, efectivos de la comisaria departamental de Chumbicha se hicieron presentes tras recibir un llamado anónimo a la dependencia, en la Ruta Nacional N° 38, a la altura del kilómetro 531, donde se había producido un siniestro vial. 
Al arribar, los efectivos encontraron sobre la calzada un utilitario Renault modelo Kangoo, dominio IKF 952 volcado. Junto al rodado, estaban sus ocupantes, Pamela Moris (43) y Mayra Traballoni (26), ambas con domicilio en la provincia de La Rioja, quienes les manifestaron que, en circunstancias que transitaban por dicha ruta con sentido norte, la conductora perdió el control del rodado y terminaron volcando. Solo presentaban lesiones menores por lo que no fue necesario el traslado de las mismas al hospital local. 

Santa María 
Otro siniestro de características similares se registró a las 6.50 de la mañana del domingo, en la localidad de Loro Huasi Ruta, sobre la Ruta Nacional N° 40, en el departamento Santa María. 
Según la información policial, un automóvil marca Peugeot 207, dominio IGB 065, al mando de César Erazo (32), circulaba por dicha ruta con sentido sur y, por causas que son materia de investigación judicial, al llegar al empalme con avenida Labrador, el rodado sufrió un vuelco, quedado el vehículo en medio de una pequeña plazoleta, produciendo daños en el alumbrado público. A pesar de la espectacularidad del siniestro, el conductor no sufrió lesiones de consideración, siendo el mismo asistido por personal médico del nosocomio local. 
Veinte minutos después, en la localidad del Puesto, también en el departamento Santa María, una camioneta, marca Ford, Eco Sport, dominio OFJ 299, que circulaba con sentido sur, al mando de Fátima Vargas (25) en compañía de otras personas, perdió el control y protagonizó un siniestro vial. 
Por razones que se desconocen, la camioneta se salió de la banquina, quedando literalmente el rodado incrustado contra un arbusto.