Hospitalizaron a una niña de un año y siete meses, víctima de un aberrante abuso sexual

La progenitora de la criatura la llevó al Hospital de Niños Eva Perón, donde los médicos confirmaron el abuso sexual. La Justicia puso la lupa en el círculo íntimo de la pequeña. Por el momento, se recomendó que permaneciera internada.

hospital_de_ninos_fachada_cesar_gomez_4
hospital_de_ninos_fachada_cesar_gomez_4

24 Marzo de 2020 00.45

El abuso sexual contra los niños puede ocurrir en cualquier lugar: en sus propios hogares, en las escuelas, lugares de trabajo, instalaciones de viaje y turismo, en lugares de emergencia y más, según Unicef.
Lamentablemente, las denuncias por estos delitos aberrantes fueron una constante la última semana en nuestra provincia.
Voceros judiciales consultados por LA UNION indicaron que entre el lunes 16 de marzo y el viernes 20, en el ámbito del Valle Central, se recepcionaron  doce denuncias por ataques sexuales. En todos los casos, las víctimas fueron niñas, adolescentes y mujeres adultas.
Uno de los casos más aberrantes, si se quiere por la edad de la víctima, fue el que trascendió el viernes de la semana pasada.
Este diario pudo saber de fuentes judiciales que el pasado martes 17, a media mañana aproximadamente, una joven madre, de quien se reservan los datos personales para resguardar a la víctima, llegó junto a su pequeña hija de un año y siete meses de vida a la guardia del Hospital de Niños Eva Perón para una consulta médica.
Si bien el caso es manejado con gran hermetismo por las autoridades a cargo de la investigación, se pudo conocer que tras ser examinada la criatura, los médicos que la asistieron advirtieron que presentaba signos compatibles con el abuso sexual infantil -no se dijo de qué signos se trataban- por lo que de inmediato se dio participación a la Policía.
Fue a través de la trabajadora social, quien luego de entrevistarse con la madre de la niña, que, según habría manifestado, no tenía conocimiento de que su hija pudiera ser víctima de abuso sexual, quien se comunicó telefónicamente con la Policía y solicitó la presencia de la patrulla para dicho centro de salud.
Minutos después, se hizo presente en el lugar personal de la Comisaría Quinta, quienes se entrevistaron con la profesional, la que les manifestó que en el sector de clínica médica se encontraba internada una niña, quien podría haber sido víctima de un abuso sexual.
Si bien no trascendió el porqué fue la trabajadora social quien realizó luego la denuncia judicial y no la madre de la criatura en un primer momento, se supo que tras tomar conocimiento,  el personal de la Unidad Judicial N° 5 informó a la fiscalía en turno, desde donde se impartieron las directivas a seguir.
Entre ellas, que se activara el protocolo de abuso sexual infatil y se entrevistara a la madre de la criatura.
En cuanto a las sospechas de quién podría ser el autor del aberrante abuso sexual, trascendió que la Justicia puso bajo la lupa en primer término al círculo íntimo de la pequeña, como así también a algunos amigos y allegados de la familia con quien la niña pudiera haber tenido algún tipo de trato.
Por otra parte, se supo de fuentes del hospital que la niña permanecía internada en el nosocomio.

Abuso sexual

Por abuso sexual se entiende cualquier actividad sexual entre dos o más personas sin consentimiento de alguno de ellos. El abuso sexual puede producirse entre adultos, de un adulto a un menor —abuso sexual infantil— o incluso entre menores.