Cámara Criminal Penal Juvenil

Inicia el juicio a joven que de adolescente abusó sexualmente de una niña en una fiesta

El hecho ocurrió en noviembre del 2016, cuando el imputado tenía 17 años de edad y la víctima, 13. El hecho tomó gran trascendencia mediática porque la niña decidió ponerle fin a su vida.

13 Octubre de 2021 00.34

A partir de hoy, da inicio en ámbitos de la Cámara Criminal Penal Juvenil el juicio oral contra un joven de 20 años actualmente, T.U. -solo será identificado con las iniciales por haber cometido el hecho cuando era menor de edad- quien está imputado del delito “abuso sexual con acceso carnal”, del que resultara víctima una niña de 13 años, a la que conoció en una fiesta de cumpleaños de otro adolescente. El hecho tomó lamentablemente gran trascendencia mediática, a raíz del suicidio de la víctima.  
El debate, que por tratarse de un delito de instancia privada el hecho a juzgar se desarrollará a puertas cerradas, será presidido por el juez penal juvenil, Rodrigo Morabito, quien integrará el tribunal con los jueces subrogantes, Mauricio Navarro Foressi y Luis Guillamondegui. 
La primera audiencia está prevista para las 10.00 de la mañana y se prevé, luego de darse lectura a la requisitoria de elevación a juicio, que no es otra cosa que el relato detallado del hecho del que se le acusa al imputado y las pruebas obrantes en su contra, que el joven imputado contará con la asistencia del defensor oficial, Daniel Véliz, luego de que, en la tarde de ayer, su abogado particular, Roberto Mazzucco, renunciara a la defensa. 
El fiscal penal juvenil, Dr. Guillermo Narváez, representará al Ministerio Público Fiscal en la audiencia y en la sala estará presente también la madre de la víctima, quien se constituyó como querellante en la causa y será representada por la Dra. Silvia Barrientos. 
Para el juicio, que se estima se extenderá hasta mediados de la semana próxima, está previsto la comparecencia de 31 testigos, entre ellos, la joven con la que la niña protagonizó una pelea callejera, luego de que sufriera el abuso sexual. A lo largo de las audiencias, se estima escuchar a amigas de la víctima, como así también del acusado, y entre las pruebas documentales, tiene notable importancia la autopsia psicológica postmortem practicada a la niña.  
Desde la presidencia del tribunal, se solicitó a la Jefatura de la Policía la colaboración de efectivos en la parte exterior del edificio judicial, en razón de que, según se supo, familiares y amigos acompañarán a la madre de la niña y se manifestarán cortando la calle. 

El hecho 
El día sábado, 12 de noviembre del año 2016, la niña L. V., de 13 años, le puso fin a su vida, ahorcándose en el fondo de la casa de sus padres, con quienes no convivía, en la zona norte de la Capital. 

Horas previas, la jovencita había regresado a la casa de sus abuelos, en el barrio Mil Viviendas, de la que se había marchado en horas de la tarde del día anterior, intoxicada, y manifestándole, supuestamente, a su madre que habría abusada. Situación que motivó su traslado al Hospital de Niños Eva Perón, donde fue examinada por la doctora de la guardia, quien consideró que la niña no tenía “criterio de internación”, por lo que le dio el alta, indicándole que debía realizar la denuncia ante la sospecha del abuso sexual para activar recién el protocolo de abuso sexual. 

Seguidamente, la niña y su madre retornaron a su casa, donde la dejaron recostada en la habitación. Al regresar a la tarde, su madre la encontró sin vida. 

La causa fue en un primer momento investigada por el entonces fiscal Miguel Mauvecin, pero luego, el expediente fue girado a la Justicia Penal Juvenil, al individualizar la madre de la niña al supuesto autor del abuso, hecho que le habría manifestado la hija cuando la llevó al hospital. En el marco de la investigación, el juez Fabricio Gershani Quesada ordenó la realización de la autopsia psicológica postmortem a la niña, a través de la cual se descartó, en principio, que la niña hubiera sido abusada el día en el que se quitó la vida, aun cuando presentaba signos compatibles con abuso sexual, pero de horas anteriores al hecho que se investiga. Así también, de dicha autopsia surgió que, posiblemente, la niña habría sido víctima de abuso sexual, aparentemente, por una persona mayor de edad.