Sangiento hecho en Valle Viejo

Lo acusaron de robo, fue a buscar a su padrastro y apuñalaron a dos hombres, uno de ellos pelea por su vida

05 Septiembre de 2021 01.45

El sangriento hecho tiene conmocionado por estas horas a los vecinos del Bº Las Vías en la localidad de Sumalao, departamento Valle viejo. Es un ataque de ribetes mafioso, un joven de 19 años y la pareja de su madre, de 41 años, ingresaron a una reunión, donde anteriormente el joven había estado consumiendo bebidas junto a otras personas. Allí apuñalaron a dos de ellos, uno de apellido Puentes (24) y Bazán, atropellando en la huida a otro de joven de apellido Díaz, quien sería el que habría señalado a Mauricio Gómez como el autor de un ilícito.

Fuentes consultadas por Diario La Unión indicaron que aproximadamente a las 22:00 horas del sábado, tomaron conocimiento  que en el Bº Las Vías Este,casa N° 67, había ocurrido un desorden de gran magnitud. En el lugar los efectivos dialogaron con Carlos Bazán (21)  quien les contó que encontrándose consumiendo bebidas alcohólicas junto a un grupo de amigo, uno de ellos  de apellido Díaz, en un momento determinado se quejó  de que le habían robado su teléfono celular marca Motorola, y acusó  a Mauricio Alejando Gómez (19) cómo el supuesto autor.

Ante la acusación, este último - siempre según  el relato del propoietario de la casa- se molestó y se fue del domicilio dirigiéndose  a su casa, la que está  en el mismo barrio.

Al cabo de unos minutos regresó nuevamente a la casa de Bazán a bordo de un automóvil marca Peugeot junto a su padrastro Daniel Jiménez (41) quienes descendieron del vehículo y agredieron con armas blancas a Carlos Puente (24) a la altura del cuello y a Bazán en la parte del tórax para luego darse a la fuga. Cuando escapaban, los ahora detenidos, atropellaron a Díaz. 

En la escena del hecho trabajó una ambulancia en la que trasladaron al hospital en primera instancia a Carlos Puente quien estaba inconsciente en el suelo con una grave herida en la que emanaba gran cantidad de sangre siendo su estado de salud muy delicado y por ello intervenido quirúrgicamente. En tanto que los otros dos heridos fueron primeramente asistidos en el lugar.

Seguidamente, la policía se presentó en el domicilio de Jiménez quién salió del interior del mismo junto al hijo de su pareja Mauricio Gómez quienes se entregaron voluntariamente a la policía.

Tras subir al patrullero fueron llevados a la comisaría donde quedaron alojados a disposición de la fiscalía en turno a cargo de la Dra Jésica Miranda. En el lugar de la sangrienta gresca trabajo personal de Criminalística y de la División Homicidios de la policía de la provincia.