Motochorros arrasaron en la Capital y, durante el fin de semana, se denunciaron 12 arrebatos

30 Junio de 2020 01.00

Los robos callejeros, bajo la modalidad de arrebato, volvieron a tener gran notoriedad este último fin de semana. De acuerdo a la información policial y judicial a la que tuvo acceso LA UNIÓN, entre sábado y domingo, se reportaron, en las distintas unidades judiciales, un total de doce hechos de esta naturaleza. El denominador común, dos personas a bordo de una moto y, como víctimas, las mujeres. 
Ana Paola Verón fue una de las damnificadas. La mujer, de 42 años, denunció que a las 17.45 horas, mientras iba caminando por calle Tucumán antes de llegar a calle Rojas, un sujeto encapuchado le arrebató el teléfono celular que llevaba en una de sus manos, para luego, darse a la fuga a bordo de una motocicleta, donde lo esperaba un cómplice.  
Una hora antes, del mismo día sábado, María de los Angeles Leiva Suárez (25) denunció que su hija fue despojada de su teléfono celular. Según recordó en la Unidad Judicial N° 5, la adolescente de 16 años había salido a caminar y, en circunstancias que transitaba por las inmediaciones del predio del Colegio del Fasta,  fue interceptada por dos masculinos desconocidos, que se trasladaban en una motocicleta. El que iba atrás, y sin que ella pudiera reaccionar, le arrebató el teléfono celular, acelerando el rodado el conductor y huyendo ambos con rumbo desconocido. 
En horas de la mañana, ya del día domingo, Marcela Bertea (20) fue también blanco de los arrebatadores. La accionante refirió que un sujeto, a bordo de una moto, la sorprendió y, previo a un forcejeo, le sustrajo su teléfono celular, quedando dicha accionante con las llaves del rodado de su atacante, quien se dio igualmente a la fuga. El ilícito sucedió en calle Teodulfo Barrionuevo, casi esquina Francisco Latzina.  Otras de las denuncias citadas, a modo de ejemplo, fue la realizada por María Ángela Rodríguez (48). La mujer denunció que, encontrándose esperando el colectivo en las inmediaciones del pasaje Kuntur y Rafael Castillo, fue sorprendida por un sujeto, que se conducía como acompañante en una motocicleta. El conductor del rodado detuvo la marcha delante de ella y este se le acercó y, sin mediar palabra, le “sacó” el teléfono de la mano y ambos escaparon. 
Finalmente, el domingo a las 22.00 horas, Jorge Pedraza (19) denunció en la Unidad Judicial N° 9, que mientras caminaba por la vía pública, fue interceptado por un masculino, quien le arrebató su teléfono celular.