Sucedió en la Capital

Octogenario denunció a su cuidador por el robo de setenta mil dólares

El hombre advirtió el faltante cuando fue a buscar dinero en la caja fuerte para pagar unas deudas. Al revisar su hija las cámaras de seguridad, observó a su cuidador tomar la plata.

16 Octubre de 2020 01.03

Un cuantioso robo, donde el botín fue la suma de setenta mil dolares, se denunció el miércoles a las 23.30 horas, en la Unidad Judicial N° 5. Desde la Fiscalía en turno se dispuso una serie de medidas, entre ellas, el arresto del sindicado. 
LA UNIÓN pudo conocer de voceros judiciales que el hecho fue advertido cerca de las 20.00 horas por el damnificado, Oscar Tarche, de 88 años, con domicilio en calle Ayacucho 215. 
A la hora indicada, el octogenario, quien se encontraba solo en ese momento en el inmueble, se dirigió a una de las habitaciones de la casa donde tiene una caja de seguridad. 
Según relató el damnificado a los investigadores, tenía que pagar unas cuentas, por lo que fue a buscar el dinero. Al abrir la caja, notó que le faltaba un fajo de dinero, el que ascendía a 70 mil dolores, advirtiendo además que en la caja solo le quedaban cuarenta mil.  
De inmediato, Tarche se comunicó vía telefónica con su hija, quien llegó a la vivienda y, al revisar las cámaras de seguridad con las que cuenta el lugar  observó a un hombre ingresar a la habitacion, abrir la caja fuerte -sin ejercer violencia-, tomar el dinero en cuestión y marcharse con aquel. 
En las imágenes, que ya fueron aportadas a los investigadores como elementos de prueba, se observó al sujeto, quien fue reconocido por la víctima y su hija, como la persona encargada de su cuidado personal. 

Denuncia 
Seguidamente, la mujer llamó a la Policía constituyéndose en el domicilio los efectivos de la Comisaría Quinta, quienes luego de entrevistarse con los moradores, convocaron al personal de la Unidad Judicial N° 5 para que labraran las actuaciones correspondientes. 
Según se supo, el sujeto habría utilizado la combinación de la caja fuerte para abrir y sustraer los dólares. Por lo que los investigadores a cargo de la causa solicitaron la colaboracion del perito papiloscópico para el levantamiento de rastro de huellas dactilares o palmares de superficie de la caja que permitan identificar mediante una prueba científica al autor del ilícito. Más allá que la víctima acusó a su cuidador, quien era la única persona ajena a la familia que tenía acceso al inmueble.