Por falta de acusación fiscal, absolvieron por la duda a un acusado de robo

09 Septiembre de 2021 00.21

En horario vespertino, en ámbito de la Cámara Criminal Penal Juvenil, se ventila un debate unipersonal en donde un joven, hoy de 20 años, debía responder por un robo cometido bajo la modalidad de arrebato, en noviembre del año 2019. 
Las víctimas fueron una mujer y su hija, en ese entonces de 15 años, quienes viajaban en una moto por avenida Illia, cuando, pasando avenida Perón, fueron interceptadas por personas, quienes les robaron, cortándoles las tiras de una cartera con un cuchillo, tres teléfonos celulares y una billetera que la adolescente transportaba en la cartera. 
La audiencia fue llevada adelante por el juez Fabricio Gershani Quesada, quien, luego de dar lectura a la requisitoria de elevación a juicio, le dio la palabra al joven, quien no será identificado porque cuando cometió el ilícito era adolescente. 
Por recomendación de su abogado defensor, el joven guardó silencio y el debate continúo con el paso de los testigos. 
La primera en declarar fue la madre de la víctima, quien dio una versión distinta a la que constaba en el expediente en relación a la denuncia del hecho. Luego, le tocaba el turno a la hija de la mujer, quien pidió no declarar ya que estaba muy angustiada por el hecho, sufriendo un ataque de pánico. 
Tras un breve cuarto intermedio, el juez resolvió que su declaración efectuada a posteriori del ilícito fuera introducida por su lectura, lo que se efectuó por secretaria. Luego, se escuchó en la sala a los padres del imputado, quienes coincidieron en señalar que el día y la hora en la que supuestamente ocurrió el ilícito su hijo estaba en la casa junto a otros familiares, cocinando unas pizzas. 

Alegatos 
Seguidamente, se expusieron los alegatos. El fiscal penal juvenil no mantuvo la imputación y pidió la absolución por el beneficio de la duda. A líneas generales, el fiscal se quejó de la investigación llevada adelante tanto por la policía como por la policía judicial, resaltando irregularidades en la denuncia. El fiscal hizo mención que, al momento de declarar la madre de la víctima, quien conducía la moto, dijo que no sabía que el imputado era quien le había robado en aquella oportunidad ya que no le pudo ver el rostro que cubría con un pasamontañas. Contradictorio totalmente a lo que constaba en la denuncia, donde, supuestamente, habría dicho que su hija, la víctima, dijo que reconoció a su atacante (...). 
Al quedar dudas, a entender del fiscal, sobre la autoría del hecho por parte del imputado, no podía más que solicitar la absolución por el beneficio de la duda. 
Luego, fue el turno del defensor oficial, Sergio Véliz, quien coincidió con lo manifestado por el fiscal agregando que su asistido es un “cliente del sistema” ya que, cada vez que ocurría un ilícito en la zona norte para el sistema policial, el joven era el autor. Asimismo, se refirió a la madre de la víctima, refiriendo que “pareciera que le armaron la denuncia”. Antes de finalizar, pidió también la absolución de su defendido. 
Seguidamente, el magistrado se retiró del recinto a deliberar el veredicto, luego de escuchar la última palabra del imputado. 
En razón de la falta de acusación por parte del fiscal, el juez debió absolver al imputado del delito de robo por el que llegaba a debate, finalizando el mismo pasadas las 20:30 horas.