Cuarentena violenta

“Si no sos mía, no sos de nadie” le dijo a su pareja, colocándole un cuchillo en la garganta

El violento está detenido. El hecho por el que una mujer temió por su vida ocurrió ayer a la madrugada, en el barrio 920 Viviendas. El sujeto, quien es su pareja y con quien convive hace cuatro años, le rompió, además, el celular y la agredió.

22 Septiembre de 2020 00.30

Los episodios de violencia contra la mujer no se frenan en la cuarentena. Ayer, se conoció que un sujeto, ahora detenido, amenazó con poner fin a la vida de su pareja, con quien convive hace cuatro años, pero con quien no tiene hijos en común, lesionándole la garganta con un cuchillo. Por fortuna, el hecho no pasó a mayores y la mujer salvó su vida. Durante el fin de semana en Capital, Valle Viejo y Fray M. Esquiú, se reportaron más de 20 hechos de violencia, siendo detenidos nueve de los atacantes. 
M.D.C.B., a la 1.30 de la madrugada de ayer, llegó a la Unidad Judicial N° 5 y denunció a su pareja, C.O.E., ambos mayores de edad, por haberla agredido físicamente y amenazado de muerte, colocándole un cuchillo en el cuello. El móvil habría sido los celos del ahora detenido. 
Según se conoció, pasada la medianoche del domingo, la pareja se encontraba en la habitación de la vivienda que alquilan, en el barrio 920 Viviendas, cuando se inició una discusión, la que, rápidamente, se tornó violenta, al punto de tomar el agresor el teléfono celular de la denunciante y destruírselo. Seguidamente, el sujeto la arrinconó y comenzó a darle golpes de puño y patadas por todo el cuerpo, mientras la amenazaba diciéndole que “la iba a matar”. La víctima intentó defenderse en todo momento, pero no logró zafar del ataque del violento, quien, en un determinado momento, tomó un cuchillo y se lo asentó en la garganta, mientras la tomaba con fuerza, y le dijo: “Si no sos mía, no vas a ser de nadie”, dichos que le hicieron temer por su vida. 
Los gritos desesperados de la mujer fueron escuchados por una vecina, quien dio aviso a la Policía, cuyos efectivos pusieron a salvo a la mujer, quien estaba siendo agredida y amenazada, al arribo de la patrulla al lugar. Inmediatamente, los uniformados lo redujeron y lo despojaron del cuchillo, poniendo a salvo a la víctima.