Hoy, será la última palabra y la sentencia

Vecindad del Chavo: La Fiscalía pidió condena para los dos imputados por encubrimiento agravado

Se consideró valioso los testimonios de los policías que actuaron en el procedimiento, donde fueron apresados ambos imputados, junto a otras cinco personas, quienes ya fueron en otro proceso juzgadas y condenadas. Las defensas, en tanto, pidieron la absolución de sus asistidos. Hoy, el juez Gershani Quesada dará la sentencia.

Foto: César Gómez.
Foto: César Gómez. .

28 Septiembre de 2021 00.30

El juicio por encubrimiento agravado, que se desprende del violento robo con armas sufrido en abril del 2019 por Luis Martínez y su esposa, ambos propietarios de una tradicional carnicería en la zona de La Cruz Negra, hecho por el que en el mes de mayo cinco personas fueron condenadas, una de ellas como autora del robo con arma - Guillermo Avila- y las restantes por encubrimiento agravado, entró en su recta final. 
Ayer, en ámbitos de la Cámara Penal N° 2, se escucharon los últimos testigos y las partes expusieron sus alegatos.  
Entre los testigos, declaró un oficial de la Policía de la Provincia, de apellido Abregú, y un vecino que, al momento del hecho, vivía en una de las habitaciones de “La vecindad del Chavo”. Sus dichos fueron tomados de maneras distintas para el fiscal y para las defensas de los imputados, Carlos Moreno y Argentino Córdoba. 
Seguidamente, el juez que preside el debate, Dr. Fabricio Gershani Quesada, solicitó el acuerdo de las partes y se pasó a la etapa de los alegatos. 
El fiscal Gustavo Bergesio fue el primero en alegar. Sostuvo que la participación de ambos imputados quedó más que establecida en el debate, valorando la declaración de los policías Heredia y Abregú, quienes ubicaron a Córdoba y a Moreno en la vecindad cuando regresaban de “arrojar” el dinero, fruto del botín. 
También, dijo que ninguno de los dos había prestado colaboración con la Justicia y que Moreno dio una versión que fue contradicha por todos los testigos que declararon en las audiencias, remarcando que todos dijeron haberlo visto “corriendo, viniendo desde el lugar donde aparecieron las cosas secuestradas”.  
En síntesis, explicó Bergesio, “Le prestaron colaboración a Ávila para hacer desaparecer algunos elementos (?). El hecho existió y no es otra cosa que lo que relataron en la sala los policías.  
Al momento de pedir la pena, el fiscal pidió para Carlos Moreno una pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo, atento a que cuenta con el beneficio de la salida condicional por un hecho contra la vida cometido en La Rioja y por el que purgó 12 años de la pena de prisión perpetua impuesta en el juicio, restándole cumplir poco más de 21 años, lo que debería hacerse efectivo en caso de ser hoy declarado culpable. 
En tanto que, para Argentino Córdoba pidió también tres años de prisión, pero dejó a decisión del juez la modalidad de la misma, es decir, si sería en suspenso o en efectiva. Además, agregó que, en caso de ser efectiva, se concrete inmediatamente la detención y su traslado al penal de Miraflores. 

Defensas 
Luego, fue el turno de las defensas de los imputados, ejercida por la defensora oficial, Valeria Olmedo, y el Dr. Victor García. 
La defensora oficial, en representación de Argentino Córdoba, pidió la absolución para su defendido, entendiendo que, a diferencia de lo “entendido” por el ministerio público fiscal en relación a  las declaraciones de los testigos en el recinto, las mismas son falsas en cuanto a la presencia asidua de su asistido, quien, si bien estaba en el lugar -es decir en la vecindad-, cuando se realizó el procedimiento policial, estaba “Vendiendo entregadas para una carrera cuadrera” y el dinero que se le encontró era mínimo en relación a lo que se le secuestró a todos los demás imputados. 
“No veo que esté acreditada la recepción por mi asistido”, por lo que pidió “la absolución lisa y llana y, si no, por la duda”, finalizó.  
En último término, se escuchó al Dr. Víctor García, quien cuestionó al ministerio público fiscal refiriendo que “No puede sufrir tres años de prisión por no haber colaborado con la Justicia, declarándose culpable. Es algo insólito porque este hecho es vidrioso y Moreno está sentado aquí porque tenía la cara transpirada”, replicó el letrado a lo manifestado por el fiscal al momento de cuantificar la pena al imputado. 
Insistiendo: “No lo pueden obligar a decir que participó en un hecho del que no participó (?)”. 
Finalmente, el abogado pidió la absolución para Carlos Moreno. 
Luego de escuchar los alegatos, el juez Gershani Quesada resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta hoy, a las 9.00 de la mañana, cuando se le dará la última palabra a los imputados y luego, se dictará el veredicto de sentencia.