• Dólar
  • BNA $163.25 ~ $171.25
  • BLUE $316.00 ~ $320.00
  • TURISTA $268.95 ~ $282.15

35 C ° ST 32.98 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Juicio por Jurados

Walter Barrera negó haber tenido intención de matar a Chanampa e insistió en que fue en defensa propia

Además declararon los imputados Eduardo Lazarte, Walter Gastón Barrera y David Barrera quienes señalaron que hubo una "pelea" y una agresión por parte de la víctima.

Foto: Silvina Bravo

26 Octubre de 2022 16.13

Esta mañana inició la jornada del segundo juicio por jurados populares en la provincia que se lleva a cabo en la Asociación de Magistrados y Funcionales Judiciales provincial, donde se ventila el homicidio de Sebastián Chanampa, hecho ocurrido en noviembre del año 2020 y que tiene en el banquillo a Walter Barrera, Eduardo Lazarte, David Barrera y Walter -hijo- Barrera, por el delito de homicidio simple calificado por el uso de arma de fuego en calidad de autor y partícipes secundarios, respectivamente.

Esta vez declararon los cuatro imputados quienes dieron su versión de los hechos sucedidos aquél fatídico sábado 28 de noviembre de 2020 cuando sucedió el homicidio de Chanampa. Una vez terminadas sus declaraciones, la jornada continuó esta tarde con más testigos y finalizó a las 16 hora. 

Mañana se dará continuidad a partir de las 10 horas con los alegatos de cierre, y finalmente el jurado estará en condiciones de deliberar y llegar a un veredicto.

El primero en declarar fue Gabriel Eduardo Lazarte, quien manifestó que aquél día había ido al Stud de caballos para vender alfalfa que cultivaba en su campo en Nueva Coneta. Luego, explicó que con su mujer fueron caminando a la casa de su amigo Walter Barrera, quien está imputado por haber efectuado el disparo contra Chanampa.  

“Walter me decía que me quedé y le dije que tenía que ir a buscar la camioneta entonces me dice que me iba a ayudar y yo le pedí a Gabicho y a Gastón que me ayuden (…). Fuimos con Gastón manejando. Cuando llegamos a la avenida Martí siento un estallido en el parabrisas del auto y se frena de golpe. Gastón sale disparando porque comenzó a sonar como una lluvia de piedra y yo quedo adentro del auto junto a mis amigos.” manifestó.

Según declaró Lazarte, luego de escuchar que apedreaban el rodado, se bajó y fue allí donde Claudio Chanampa le habría agredido asestándole  “un machetazo certero en la cabeza”, ante lo cual intentó cubrirse con la mano que luego terminaría herida. En su versión de los hechos, Lazarte explicó que en medio del “ataque”, Sebastián Chanampa le habría pegado un machetazo en la cara, y al intentar escapar corriendo, dijo que “escuché Ladiado que decía pásame el fierro, pásame el fierro y griteríos que decían mátenlo, mátenlo”. Lazarte habría corrido a un súper chino para refugiarse, según declaró,  donde un policía le habría cerrado la puerta.

“Le pedía por favor que me ayudarán, no entendía que pasaba. Fueron como quince personas las que me atacaron y veo a mí amigo Walter que venía con la cara ensangrentada. Cuando me dan el segundo machetazo salí corriendo y escuché un estruendo pero yo no vi nada. Cuando vi a mí amigo que subieron en el auto del padre de Walter todo ensangrentado y corrí hasta ahí y nos auxilia el padre de Walter, nos salva la vida porque sino fuera por él, nos matan." señaló.

Además, Lazarte explicó que tras la agresión, una chica en moto lo llevó hasta el Hospital Carlos Bravo donde en la guardia le hicieron “un torniquete” y luego lo trasladaron al Hospital San Juan Bautista. Allí, dos médicos cirujanos que lo atendieron le dijeron que le salvarían la mano. Sin embargo, luego habrían llegado personal policial quienes, según su versión, lo habrían torturado para que declare que Walter había sido quien efectuó el disparo.

“Me torturaron. A toda costa querían que diga que ”Rulo" Barrera había hecho el disparo pero yo no vi el disparo. Se ponían doble guante para pegarme y me decían, decí que Walter Rulo fue quien hizo el disparo. (…) Por la golpiza de la policía ya no podía caminar. Por los pisotones perdí las uñas de los dedos del pie. En la tortura me volvieron abrir la mano y fue ahí cuando me defeque."

Lazarte insistió en que ninguno de sus amigos llevaba un arma, y que él no había ni peleado ni matado a nadie.

Tras la declaración de Lazarte, siguió el turno de Walter Gastón Barrera, quien en su versión de los hechos y en coincidencia con Lazarte, dijo que una cuadra antes de llegar a la casa donde se dirigían, sintió una pedrada en el parabrisas.

“Me bajé del auto y salí corriendo hacia la avenida Martí y comencé a pedir auxilio. Vi a Gabriel Lazarte con la mano cortada y la cara, detrás venía mí tío y después mí papá con toda la cara ensangrentada. Mí abuelo nos auxilio y nos llevó a la casa. Mí papá estaba con miedo, y nos llevó a todos a la casa de mí abuela. Mí papá se enteró por las redes que había un muerto. Nosotros pensamos que era una pelea. Fue entonces mí papá con un abogado se entregó. Yo en ningún momento me fugé. Yo no hice nada, más que hacerle un favor a un amigo y terminé así.” manifestó.

Walter Gastón le pidió al jurado que “se haga justicia y que vean como fue todo". “Nunca hubo intención de matar a nadie, ni mí papá ni mí tío, ni mí amigo. Perdí mí familia, perdí mí trabajo por culpa de esto. Solo pido que se vea bien como son las cosas.” finalizó.

David Héctor Barrera, por su parte, sostuvo una versión similar de los hechos donde fue también agredido. “Yo trate de levantarme pero me costó porque me pegaron. Me levanté y corrí hasta la avenida Martí dónde estaba mí sobrino llorando y decía mí papá mí papá. Le hacía seña a los autos para que nos ayudarán pero ninguno nos quería ayudar. Después lo veo a Lazarte y a mí hermano que venía ensangrentado. De ahí nos subimos todos en el auto de mí papá que estaba en la Gomeria de la esquina. Yo después agarré mí moto y me fui a mí domicilio. Tenía mucho miedo." aseguró.

Por otro lado, se dirigió a la familia y señaló que lamentaba la muerte de Sebastián Chanampa, y recordó que el hombre había cuidado de su hijo. 

“Por eso lamento profundamente su muerte. Solo quiero que se esclarezca esto y se haga justicia. Mis hijos están solo, dejaron la escuela porque era el único sostén. Nunca tuve un arma, mis compañeros tampoco tenían armas. Solo fuimos a acompañar a un amigo. Sebastián Chanampa cuidaba a mí hijo porque la madre lo dejó solo. Yo no lo cuidaba porque estaba cumpliendo otra condena. Yo lo pague con mí vida.” concluyó.

Finalmente, a su turno, Walter Barrera, quien está acusado de haber efectuado el disparo que asesinó a Sebastián Chanampa, negó que hubiera tenido intención de matarlo y aseguró que fue en defensa propia.

"Niego la acusación que se me hace (…) Ese sábado 28 de noviembre de 2020
Lazarte fue a mí casa y me preguntó si podía ir a ayudarlo a descargar una camioneta que tenía que llevarse de la casa de su compadre. Como a las ocho Lazarte le preguntó a mí hijo si lo podía acerca, él le dijo que si. Los cuatro nos fuimos de mí casa y cuando íbamos en el auto, siento el impacto de una piedra en el parabrisas." declaró.

Y agregó que aquellos que le habían atacado eran “amigos”, recordando que días antes había estado en casa del padre de Chanampa comiendo un asado con ellos.

“Cuando logré bajarme del auto un muchacho morocho robusto me encara con un fierro y me tira un garrotazo y me cubrí con la mano y salí hacia un costado y lo veo a Ladiado que pedía que le pasen el revolver. Después lo veo a mí amigo Lazarte que le dieron un machetazo y después se pone atrás mío y Tebez me grita. Yo miro y me pegó con un ladrillo en la cara. Me caí al piso no sé si por el miedo o la desesperación, porque veía a muchas personas que se venían con fierro, con palos y me levanté. Tomé una silla que había ahí y me intenté poner distancia. En un momento aparece el Ladiado y me dijo ”te voy a matar" y tenía un revolver. Me gatilló dos veces pero no salió el proyectil. Ahí le tiré con la silla y comenzamos a forcejear. En eso siento una explosión." explicó el imputado.

“Pido perdón, porque sé que me excedí, pero intentaba salvar mí vida (…) Está gente venía con machetes, con palos, y con piedras." aseveró.

En este sentido, explicó que al haber sido “amigos”, tras enterarse a través de las redes sociales que había una persona muerta, tomó la decisión de entregarse.

"Cuando me entrego en la comisaría, me soné la nariz y comencé a sangrar. En el San Juan el médico me dijo que tenía la nariz muy rota.
Cuando me dieron la domiciliaria fui a la casa de mí suegra y ahí fueron todos los días que estuve la familia Chanampa a manifestarse. Después me llevaron al penal." explicó.

Por último, Barrera insistió en la defensa propia. “En ningún momento fui a matar a ninguna persona solo me defendí para que no me mataran. Me arruinó todo esto tengo mal a mí familia. Lo único que pido es que se haga justicia.” concluyó.