Plan "Platita en el Bolsillo"

El dinero que se tendrá que gastar para llegar a cubrir el plan por el que apura Cristina

26 Septiembre de 2021 00.02

Esta semana resonaron las declaraciones del candidato a diputado bonaerense del Frente de Todos, Daniel Gollán, quien afirmó: “Las fotos nos molestaron, claro que sí, pero en los barrios la gente dice que las fotos con un poco más de platita en el bolsillo sería otra cosa; no hubieran molestado tanto”.

La cruda declaración fue en línea con el reclamo de Cristina Kirchner en su carta pública, en la que pidió que a Alberto Fernández que acelere el gasto en lo que resta del año. La vicepresidenta pedía que el déficit primario de este año alcance el 4,5% del PBI, como indicaba el Presupuesto 2021. El ministro Guzmán redujo esa meta a 4% pero los números de los primeros ocho meses del año muestran que todavía tendrá que gastar bastante para cumplirla.

Las medidas posteriores a la derrota del oficialismo en las PASO 2021, como la suba del piso del impuesto a las Ganancias y del salario mínimo, fueron en línea con la aceleración del gasto. Resta conocer si habrá una expansión en la asistencia social antes de las legislativas. De todos modos, el economista Fernando Marull, socio de FM&A, calculó que, aún se se concretara un auxilio extraordinario simiar al IFE de $15.000 a 3 millones de personas y un bono de $6.000 a jubilados y titulares de la AUH en octubre, el Gobierno sumaría un 0,15% al déficit.

Cuánto tendría que crecer el déficit

Los economistas advierten que difícilmente el gasto se acelere tanto como para cumplir con las pretensiones de la vicepresidenta. Entre enero y agosto, el déficit primario -que mide la diferencia entre ingresos y egresos, sin contar el pago de intereses de deuda- fue de 1% del PBI, por lo que quedan tres puntos para llegar a la meta corregida para 2021.

“Para alcanzar esa cifra, el déficit primario -sin DEG- debería acumular la friolera de $1,3 billones en los últimos 4 meses del año, triplicando el rojo de los primeros 8 meses de 2021?, apuntó la consultora Equilibra.

Según Marcelo Capello, presidente del Ieral, para llegar a un déficit equivalente a 4% del PBI, el gasto en el último cuatrimestre debería resultar un 16% mayor, en valores reales, que en los primeros 8 meses del año. “De otro modo, el gasto primario promedio en lo que resta del año debería resultar de 1 billón de pesos por mes, similar a lo observado en mayo y septiembre de 2020, en plena pandemia y con pagos de IFE, ATP y otras ayudas sociales vigentes”, señaló el economista.