Pese a la prohibición, el Hotel Belén despidió a empleados

Parte de los trabajadores ya fueron notificados de la medida que tomó la empresa, aduciendo que ante la falta de trabajo, no tiene ingresos para afrontar el pago de salarios.

22 Mayo de 2020 00.09

No obstante la expresa prohibición del Gobierno nacional de despedir personal “sin justa causa o bajo el pretexto de fuerza mayor en el marco de la pandemia de coronavirus”, el Hotel Belén, de aquel departamento, dispuso la cesantía de al menos cinco trabajadores.
El Decreto 487/2020 amplió la semana anterior y por 60 días más la prohibición de los despidos, decretada a mediados de marzo, incluyendo además el impedimento de las suspensiones por “falta o disminución de trabajo”.  
Sin embargo, el principal establecimiento de recepción turística de la “Cuna del Poncho” envió sendas cartas documentos a 5 de sus 18 trabajadores, anunciándoles que quedan despedidos “con justa causa, por 'falta de trabajo no imputable al empleador', a partir del día 2 de junio de 2020”. 
Desde UTHGRA, señalaron que los despidos se realizaron desconociendo la recomendación oficial de “tutelar en forma directa a los trabajadores y a las trabajadoras como correlato necesario a las medidas de apoyo y sostén para el funcionamiento de las empresas”, y “asegurando a los trabajadores y a las trabajadoras que esta situación de emergencia no les hará perder sus puestos de trabajo, ya que el desempleo conlleva a la marginalidad de la población”. 
Los afectados,
Ana Gabrieal Cedrón y Gabriel Humberto Casas, quienes figuran entre los primeros cesanteados, de una lista que se extendería a siete y podría ampliarse a otros trabajadores, hicieron pública su situación denunciando que la patronal “ya venía incumpliendo con todas las normas del Estado, desde marzo, cuando ni siquiera nos pagó los 18 días que trabajamos y en abril no nos pagó el 25 % que debían pagar los empleadores”, como se acordó oportunamente entre UIA y la CGT a nivel nacional. 
“Lo único que cobramos (de abril) fue el 50 % del sueldo que se había comprometido el Gobierno nacional”, mediante el programa ATP, describieron y puntualizaron que las cesantías conocidas alcanzan “al jefe y ayudantes de la cocina, un recepecionista y personal de panadería”, puntualizaron.