Prueba piloto para producir baterías con el carbonato de litio de FMC

Está a cargo de la Solares SRL, radicada en El Pantanillo. Se busca sustituir un componente activo que ahora se exporta. De resultar exitoso el ensayo, se lograría nacionalizar la producción, abaratar costos y generar tecnología.

26 Febrero de 2018 22.15

La empresa FMC, a cargo del proyecto Fénix en Antofagasta de la Sierra, donó carbonato de litio para que la firma Solares SRL, dedicada a la elaboración de baterías, avance en una investigación que implica comenzar a producir un componente activo de las baterías destinadas a notebook, bicicletas y ciclomotores eléctricos, en el país.

Actualmente, ese componente se importa, lo que implica mayores costos. Una sección de esa fábrica está radicada hace algunos años en Catamarca. “Hace unos años estamos radicados en El Pantanillo con una ensambladora de celdas de litio para baterías de litio, es una planta de bajo voltaje y bajo amperaje para pequeñas aplicaciones: notebook, bicicletas eléctricas y motos eléctricas”, comentó Alejandro Cometto, presidente de Solares SRL.

En ese sentido, sostuvo que el desafío es agregar valor e ingresar en la cadena de valor del litio desarrollando celdas. “Tenemos a escala piloto una línea para hacer materiales activos que van en las celdas de litio. Gracias a FMC, la Secretaría de Minería, CAMYEN y el Ministerio de Producción que nos han donado varios kilos de carbonato litio que se produce en Salar del Hombre Muerto, vamos a intentar replicar esa investigación que se hace a escala laboratorio, en el proceso en batería con muy pocas cantidades a nivel de pocos gramos”, comentó el empresario.

De lograrse resultados positivos, Solares conseguirá obtener “un elemento de la celda (de la batería) que es muy caro porque ahora se importa y permitiría salir con un producto accesible, que le llegue a la gente”.

“Cuando más cosas enlatadas se compran, se va perdiendo la capacidad de manejar el proceso y se incrementan los costos. Esta investigación significa pasos que hemos dado para que, de concretarse con éxito, podamos contar con productos que no sean para unos pocos, muy suntuosos, sino que podríamos hacer que las baterías de litio sean más cotidianas”, señaló Cometto.

El proceso

La investigación que lleva a cabo Solares SRL implica que, a escala laboratorio toman un carbonato, que ahora es importado, y lo refinan para hacer uno de los elementos que van en una celda de litio, después se juntan las celdas y se hace una batería. De tener éxito en este prototipo y lograr llevarlo a una escala un poco mayor, implicaría la sustitución con producción nacional de uno de los componentes de la celda que es costoso.

El resultado de esta prueba piloto podrá verse aproximadamente en el mes de mayo. De ser positivo, se usaría el carbonato producido en Catamarca y se tendría que importar muy poco material activo. “El resto ya lo podríamos hacer en Argentina, con lo cual habríamos ganado un montón de pasos. Es decir, se lograría nacionalizar el proceso, abaratar costo y generar tecnología. Sería importante para todos”, sintetizó el presidente de Solares SRL.

Por su parte, el secretario de Minería, Rodolfo Micone, sostuvo que estos objetivos son incentivados por la Secretaría de Estado de Minería, donde se llevó adelante la donación de la materia prima. “Nuestro propósito desde que iniciamos esta gestión, siempre fue incentivar la investigación y el desarrollo, la innovación tecnológica y el agregado de valor a las materias primas, así que celebramos que este primer paso se esté dando”.