Se recrudece el conflicto en La Rioja: tiran basura a la municipalidad y reacciona Mauricio Macri

Es por un enfrentamiento entre el gobernador Ricardo Quintela y el de la capital, de Inés Brizuela y Doria. Repudio del expresidente.

23 Noviembre de 2021 17.58

Se agudiza el conflicto en La Rioja entre el gobernador Ricardo Quintela y la intendenta de la capital provincial, Inés Brizuela y Doria. Después de semanas de suspensión del sistema de recolección de residuos, un camión tiró basura en la puerta de la municipalidad. También hubo empujones y destruyeron una garita que había en el frente de la sede.

El nuevo episodio de una escalada de violencia que comenzó antes de las elecciones despertó el repudio de Mauricio Macri.

"Lo que se ve en el video son patotas que responden al gobernador riojano, que tiran basura en la intendencia y quieren entrar por la fuerza, una acción inaceptable que debe ser castigada. Toda mi solidaridad con la intendenta Inés Brizuela y Doria. Respeten la voluntad de las urnas", escribió el ex Presidente.

En el video se observa a un camión de basura con la puerta trasera abierta y decenas de bolsas de residuos sobre la vereda, en el ingreso a la municipalidad. También se ven forcejeos en la puerta del edificio, entre manifestantes y personal de seguridad que intenta impedir que entren a lugar.

Se trata de otro episodio de "violencia sistemática", como los caracterizó Brizuela, proveniente del radicalismo y figura de Juntos por el Cambio. Hace semanas había denunciado un intento de toma del Palacio Municipal y había responsabilizado al gobernador Quintela, del peronismo, por falta de custodia.

El presidente de la Unión Cívica Radical, Alfredo Cornejo, también se expresó: apuntó contra "la violencia política" del gobernador y le pidió a Alberto Fernández "que frene esta locura". 

En las últimas horas, Brizuela había compartido en sus redes sociales algunas imágenes del "operativo de emergencia" para evitar que la ciudad quedara sin recolección de residuos.

"Ante la imposibilidad de prestar el servicio de recolección con los camiones compactadores, pusimos a disposición todos los vehículos y personal de áreas operativas, para evitar que los 260 mil capitalinos sufran las consecuencias", escribió en los últimos días.

Este conflicto puntual se remonta a comienzos de mes, cuando la intendenta denunció que un grupo de personas que respondería a Quintela comenzó a bloquear la salida de camiones y a impedir la "normal prestación del servicio esencial de recolección de residuos".

"Esta vez, la violencia institucional, la impunidad y el desamparo afectan a los 230.000 vecinos de la Ciudad de todos los Santos",  detalló en aquel momento.

Brizuela habló entonces de "plan sistemático de violencia". Fue apenas un episodio del largo enfrentamiento con el gobierno provincial, que incluyó fuertes acusaciones y dichos intimidantes.