• Dólar
  • BNA $881.5 ~ $921.5
  • BLUE $1265 ~ $1265
  • TURISTA $1410.4 ~ $1410.4

20 C ° ST 20.19 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Alico Espilocín celebró sus 34 años con el folclore nativo

A través de un concierto realizado en el Complejo Urbano Girardi, el notable cantor catamarqueño contó su historia a través de melodías y canciones que lo acompañaron a lo largo de carrera musical.

19 Mayo de 2024 17.17

El próximo 25 de mayo cumplirá treinta y cuatro años dedicados al canto folclórico de su tierra natal. Y para celebrarlo, en la noche del viernes 17, presentó un concierto al que denominó “Línea de Tiempo” y que se constituyó en un espacio y momento en el que pudo compartir con sus amigos y el público que siempre lo acompañó aquellas emociones y sensaciones tan especiales que durante tanto tiempo vivió arriba de los escenarios.

Se trata de uno de los principales referentes de la música autóctona de Catamarca, de eso no hay dudas. Por ello, Alico Espilocín tuvo su noche mágica a partir de la materialización de un gran show como siempre lo hace y lo ha hecho. Celebró casi tres décadas y medias con la música y hubo fiesta, amigos, baile, emoción y mucha nostalgia.

Alico Espilocín celebró sus 34 años con el folclore nativo

El lugar de encuentro fue el Complejo Cultural Urbano Girardi y su elección no fue para nada casual. Sucede que en este espacio se inicio la historia de este cantor catamarqueño, pues fue allí cuando cantó por primera vez frente al público un 25 de mayo de 1990, en un evento cultural denominado “Libros sí, zapatillas también”.

La historia dice que transitó un camino en el que pudo reflejar su talento pero también dedicación y esfuerzo. En la actualidad, cuando alguien menciona su nombre, todos entienden que se trata de un cantor enamorado y comprometido con la música de su tierra natal, esa que lleva desde niño en el alma y que refleja en cada escenario donde se escucha su voz.

Todo fue especial para los que pudieron disfrutar del espectáculo. Incluso, antes desde su inicio se pudo apreciar una ambientación de las instalaciones muy llamativa y particular. Con sentido y personalidad, algo de lo que sabe y mucho este trovador. “Tierra Madre Chacarera” fue el tema elegido para la apertura, a la que se sumó “La Compañera” y “Padre” para recordar y emocionar a todos los presentes con sus melodías y sentidas palabras.

Luego fue el turno de la danza, que estuvo a cargo de la reconocida pareja de bailarines Pablo Segovia y Gabriela Cano, quienes aportaron el ritmo y el color para una noche que recién comenzaba a calentar. Más tarde fue el turno de canciones que supo interpretar a lo largo de su trayecto musical y con las cuales no tardó en conectar con el público: “Romance de mi Niñez”, “Tiernamente amigos” y “A mi manera”, fueron las más destacadas.Alico Espilocín celebró sus 34 años con el folclore nativoAlico Espilocín se tomó su tiempo y no se equivocó al estructurar este show. Dejó su sello y estrechó su vínculo con la gente pero también reconoció el acompañamiento y fiel apoyo de su familia. Por ello, le cantó al amor y a su compañera de vida, Karina, a su hijo Samid, a las enseñanzas de sus padres Zulema y René, al recuerdo de sus hermanos Liliana, Rodolfo, Karina y Judith, y aquellos siempre fieles amigos del barrio General Paz. También hubo espacio para algunas canciones de sus tres discos grabados a lo largo de su carrera: “Amor prohibido” (2001), “Fiesta catucha” (2004) y “Aquel tiempo de mi infancia” (2009). 

Un cantor inteligente que, por supuesto, sabe estar bien acompañado porque supo cosechar la amistad de grandes músicos, que en esta oportunidad demostraron una plenitud profesional y un gran talento a lo largo de las dos horas del concierto. Armando Molas, Javier Bustamante, Franco Rodríguez, Pichuco Sánchez, Yuri Salguero, Germán Cuello, Oscar “Piriqui” Pérez, Nelson Tula y Popi Arréguez, entre otros. Con ellos se escucharon “Cuando me Abandone el Alma”, “Zamba de Ángel”, “Bazar de los juguetes”, “Desencuentro” y “La Manogasteña”.

Es uno de esos artistas que al momento de subir al escenario tiene muy en claro cuál es su objetivo. Siempre que puede, propone contar la historia de las canciones y las motivaciones de sus autores para escribirlas. A partir de esta premisa, el espectáculo transito por un bloque denominado “Canciones con historia”, en la que relató particularidades y diversas anécdotas que estuvieron vinculadas a momentos que vivieron los autores al componer canciones como “Zamba de la Añoranza” de Atuto Mercau Soria, “Eterno Amor” de Martín Paz, “La 7 de abril” de Andrés Chazarreta, y “Camino a El Rodeo”, esa icónica composición de Roberto Ternán.

Promediando la noche, llegó el momento de un bloque titulado destinado a las infancias de cada uno, donde el artista brindó canciones vinculadas a su niñez, demostrando una versatilidad y calidad interpretativa que muy pocos logran alcanzar. Fue el turno de “Señora Lluvia”, “Gato de la Calesita”, “Que canten los niños” y “Que se vengan los chicos”. A esta altura, todo era una fiesta plena.

Alico Espilocín celebró sus 34 años con el folclore nativo

La nostalgia nos da una especial energía para seguir. Y la música trae la posibilidad de revivir inolvidables momentos cargados de felicidad aunque también hay espacio los otros. Pero con la seguridad que se tratan instantes que quedaron grabados en nuestras almas y recuerdos. Una pantalla y las luces fueron las encargadas de mostrar a lo largo del show esa “línea de tiempo” que el artista quería contar. Así fue, que en ese momento sonaron canciones que lo marcaron a fuego en su carrera musical como “La Taleñita”, y un cierre a toda fiesta cargado de alegría y emoción, tal como se vive todos los años en cada una de las ediciones de la “Chaya de Alico” y en la cual busca recuperar aquellas tradiciones olvidadas y brindar un momento de felicidad al pueblo. Por ello, todo fue magia, baile, aplausos y muestra de cariño de los presentes al ritmo de “El Camión de Germán”. Aplausos y ovación. Momento único e inolvidable para todos.

Alico Espilocín, ese reconocido trovador catamarqueño, celebró con un notable concierto sus 34 años vinculado con el folclore y no sólo plasmó su esencia sino que, además, dejó en evidencia sus visibles ganas de continuar en este camino que tan bien conoce y disfruta: el difundir el cancionero nativo.

En una sola noche este cantor entregó una caja de hermosos recuerdos y sensaciones, además de una nostalgia que le permitió a los presentes sentir que son parte de una historia especial. “Que bien le hace Alico a Catamarca”, le expresó una señora a su amiga al final del concierto… Y no estaba para nada equivocada.