Asumió el nuevo párroco en Fiambalá

23 Septiembre de 2020 12.43

Ayer, se llevó a cabo la ceremonia de asunción del Pbro. Martín Melo, como párroco de la comunidad de Nuestra Señora de Fátima, con sede en la localidad de Fiambalá, departamento Tinogasta.
La Santa Misa tuvo lugar en horas de la mañana en el templo parroquial, siendo presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por los Pbros. José Antonio Díaz, Humberto Carrizo, párrocos de Andalgalá y Tinogasta, respectivamente; el Pbro. Luis Páez, Vicario Parroquial de Fiambalá; y el actual párroco de Fray Mamerto Esquiú, Pbro. Carlos Robledo, párroco saliente. También participaron los seminaristas Martín Brizuela y Leandro Roldán.
La celebración contó con la presencia de autoridades municipales, encabezadas por la intendenta Roxana Paulón, policiales, educativas, instituciones de salud, y fieles en general, observando las medidas sanitarias y de seguridad dispuestas por los organismos competentes.
Como es habitual en este tipo de actos litúrgicos, se leyó el decreto de designación del nuevo párroco, quien seguidamente roció a los presentes con el agua bendecida por el Obispo.
En su homilía, Mons. Urbanc, dijo, entre otros conceptos, que seguramente “hay mucha expectativa” en la comunidad de Fiambalá por “la presencia del nuevo pastor que Dios pone a nuestro lado. El Padre Martín viene a caminar con ustedes detrás de grandes sacerdotes que han venido formando esta comunidad”. Y pidió a los fieles que lo vayan acompañando porque “ésta es una parroquia muy amplia, con muchas comunidades, de gente muy piadosa, que ama y quiere servir a Dios. Y necesitan a ese pastor que los aliente, que los anime, que los ayude a ser laicos bien comprometidos con la tarea evangelizadora”. 
Seguidamente, el Padre Melo realizó el juramento de fidelidad, la profesión de fe y la renovación de las promesas sacerdotales.
En otro momento del rito recibió los Santos Óleos, con los que administrará los sacramentos; la Patena y el Cáliz, elementos sagrados con los que celebrará la Eucaristía; y finalmente las llaves del Sagrario para la reserva del Santísimo Sacramento.
También se concretó el acto protocolar con las palabras bienvenida al flamante párroco y de despedida al Padre Carlos Robledo, y la entrega de los decretos de bienvenida de parte de las autoridades locales. 
El Padre Martín Melo asume por primera vez el oficio de párroco, anteriormente venía ejerciendo su ministerio sacerdotal como Vicario Parroquial en la comunidad de San Francisco de Asís, departamento Andalgalá.