• Dólar
  • BNA $133.00 ~ $141.00
  • BLUE $290.00 ~ $295.00
  • TURISTA $219.45 ~ $232.65

24 C ° ST 22.69 °

Unión Radio 91.3 en vivo

De terror: tucumana miraba las fotos de su boda y descubrió algo espantoso

¿Vos también lo ves? una pareja tucumana se llevó una desagradable sorpresa al ver algo horrendo en las fotos de su casamiento: "Me quedé totalmente helada".

15 Enero de 2022 08.14

Una de las ventajas de la era digital, es que es posible retratar esos momentos de felicidad pura desde multiplicidad de ángulos, y volver a repetir esa sensación de felicidad con solamente revisar la galería de fotos de nuestro celular una y otra vez.

Esto es precisamente lo que le pasó a María (usaremos un pseudónimo para preservar su identidad), una tucumana que concretó su deseo de casarse con el amor de su vida a principios de diciembre. Llegó la fecha, primero el civil y luego la ceremonia por iglesia y la fiesta. Todo parecía transcurrir con normalidad y alegría, y de hecho, así se sintió, hasta que un mes después, al revisar las fotos, una horrible sensación inundó el cuerpo de la recién casada: “Nos casamos por iglesia el 4 de diciembre, somos del departamento Cruz Alta. Yo estaba viendo las fotos y me di cuenta, las vi el lunes 3 de enero, justo cuando se cumplía un mes del casamiento por civil. Las estaba viendo y quedé sorprendida, estaba en mi cama mirando lo recuerdos de algo que me hizo tan feliz. A esas fotos las vi miles de veces, porque le mostré a mucha gente. Le hice zoom y quedé helada, no sé si la sacó mi hija o la señora que me maquilló porque son las fotos que tenía en el WhatsApp, las que me mandó la gente”.

En la imagen, María y su esposo están riendo, felices, pero en el cuello de la novia algo que parece ser un brazo agarrándola, perturbó a todo el mundo, principalmente a ella: “Quedé helada y a la primera persona que le mostré fue a mi marido, él no estaba. Cuando llegó de trabajar se lo mostré, y me dice 'eso debe ser un reflejo', me lo dijo como para que yo no me asuste, pero después le dije 'no amor, mirá, se ve una mano que da escalofríos, se le ven hasta las garras, parece que me están agarrando del cuello, da miedo'. En esa parte de la fiesta que tomaron esta imagen, nos estaban haciendo una sesión de fotos, él se mataba de risa y yo me agachaba, es la única foto en donde aparece esto” confesó María .

“Al otro día de descubrirlo lo pasé al grupo de la familia de mi marido y dije 'chicas, observen esta foto? ¿Qué ven?'. Empezaron los audios, las caritas, los mensajes. Todos coincidían en que es algo escalofriante. Después lo pasé al grupo de mis amigas, mi amiga más íntima me dice 'no lo puedo creer, es algo muy raro como un animal, algo que se ve en tu cuello'. Esa misma noche consulté con un vidente, era martes”, explica la recién casada para el medio.

El vidente de María tenía sus conclusiones: “Me dijo que no era nada bueno, que es una brujería, que el mal existe, que me lo están haciendo para la muerte. Yo conozco a este vidente, antes le había consultado por enfermedades de familiares. Me dijo que él no puede hacer nada porque solamente es vidente, manda luz, da energía, pero que tenía que ir a un chamán o a alguien que haga este destrabe, a un brujo por así decirlo, alguien que se dedique a sacar el mal”, detalló.

“Charlando con mi marido, decidimos que no queremos llegar a eso porque confiamos en Dios, somos muy creyentes, no queremos seguirla, confiamos mucho en Dios. No creo que haga más nada ya, sé que el bien y el mal existen. Me dijeron que todo empezó por la envidia, estoy en un momento en el que me siento feliz de la vida, mi marido y yo llevamos 15 años juntos, tenemos una hija de 12 años, estamos desde el 2006, estoy totalmente feliz de haber dado este paso. Para nosotros haber llegado a casarnos por iglesia fue muy importante. Sé que la mayoría no piensa así pero la realidad es que para nosotros no era tan importante el civil que es lo que te hace falta para trámites y esas cosas, para nosotros lo importante fue la bendición de Dios. Si bien ya estábamos bendecidos, poder recibir el último sacramento que es el matrimonio nos hizo totalmente felices, somos católicos, no sé qué me pueden envidiar, la felicidad nuestra quizás”, reflexiona la tucumana.

La conclusión sobre la envidia de la residente de Cruz Alta que buscó respuestas en grupos de actividad paranormal, es similar a la de muchas personas: “El envidioso no siempre quiere lo material que uno pueda tener, a mí no me pueden envidiar nada de eso, vivo como puedo, trabajo, no tengo nada extra. Lo que pueden por ahí mirar es que soy feliz con mi pareja, el 2021 fue terrible para los 2, para mí por salud y pérdidas familiares, para él por que falleció su mamá. En ese tipo de situaciones cuántas parejas se terminan separando o alejando, y en cambio nosotros nos estábamos uniendo más, entonces a mí me queda eso, solo eso pueden envidiar. No tengo sospechas de nadie, ni quiero saber, no quiero crear ni odio ni rencor en mi vida o en mi familia. Si alguien me está haciendo daño, bueno, que Dios los bendiga, soy muy creyente”, nos dice.

¿Foto real o trucada?

“A la gente que crea que está trucada la foto no le diría ni le explicaría nada realmente, no entiendo qué ganaría con hacer un montaje. Solamente quien lo pasa lo sabe y yo sé con toda la seguridad que no es un montaje. Ya mi hermana peleó por algunas personas que ponían que era mentira y yo le pedí que no diga nada. Mi marido tampoco quería que se difunda la foto pero le expliqué que yo autoricé, difundiendo la foto en grupos paranormales tuve buenas vibras y recibí muchos mensajes lindos por Messenger, no de gente que me mandaba a los brujos, sino de personas que me decían que me acerque más a Dios y no tenga miedo”.

Inclusive, María recibió un inesperado mensaje que le dejó ver con otros ojos la terrorífica imagen: “Una persona me dejó su número y me pidió que la llame explicándome que no era nada malo lo que aparecía en la foto. Cuando la llamé me dijo que esto podía ser por alguien que hayamos perdido. Me preguntaron si había puesto fotos de alguien ya fallecido en la fiesta, y si, nosotros pusimos fotos de mis padres y de la mamá de él. Entonces ella me dijo que ellos estuvieron ahí, acompañándome, me explicó que cuando ponemos fotos de quienes no están en las celebraciones es como invitarlos a la fiesta, y me dice que en esa mano se ve algo bien brilloso, entonces hablamos con mi marido y nos quedamos con lo buenos que nos dijeron. Esta persona me preguntó si en algún momento me sentí mal físicamente, es decir, descompuesta, triste o algo así, le dije que no, que ese día estuve totalmente feliz en toda la fiesta. Entonces ella me dice 'date cuenta que es algo bueno. Cuando te están haciendo el mal está bajoneada, histérica, todo te molesta'. Por eso decidimos quedarnos con lo bueno, no vamos recurrir a ningún chamán, confiamos en Dios, nos acompañó muchas veces y así va a ser ahora de nuevo”, cerró la entrevistada.

Te dejamos a continuación la foto que despertó el pánico en la pareja tucumana, y en su entorno. ¿Qué te parece?