17 de noviembre

Día Mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica: prevención y tratamientos

La fecha auspiciada por la OMS tiene con el fin de mejorar la prevención y el tratamiento, y la vida de las personas con EPOC.

17 Noviembre de 2021 08.46

El día mundial de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una fecha auspiciada por la OMS y la iniciativa Mundial que acompaña una serie de actividades a cargo de profesionales de la salud y grupos de pacientes de todo el mundo, con el fin de mejorar la prevención y el tratamiento, como la vida de las personas con EPOC.

La EPOC es una enfermedad pulmonar crónica común, prevenible y tratable que afecta a hombres y mujeres de todo el mundo, caracterizada por los daños causados en los bronquiolos, obstruyendo el intercambio de gases. Son muchos los procesos que provocan el estrechamiento de las vías respiratorias y puede producirse destrucción de partes de los pulmones, obstrucción de las vías respiratorias a causa de las secreciones e inflamación del epitelio de las vías respiratorias.

La evidencia científica muestra que la EPOC es la única patología relacionada directamente con el consumo de tabaco, cuya mortalidad continúa en aumento. La OMS prevé que para el año 2030 esta patología se convertirá en la tercera causa más importante de mortalidad en todo el mundo. Los principales factores de riesgo son el tabaquismo, la contaminación del aire, tanto en espacios cerrados como en el exterior, y la inhalación de partículas de polvo y sustancias químicas en el lugar de trabajo.

Datos y cifras importantes

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica es la tercera causa de muerte en el mundo. En 2019 ocasionó 3,23 millones de defunciones.

Más del 80% de estas muertes se produjeron en países de ingresos medianos y bajos.

La enfermedad cursa con síntomas respiratorios persistentes de aparición progresiva (disnea, tos y/o expectoración).

Está causada por la exposición prolongada a gases y partículas nocivas y por factores personales, por ejemplo, factores genéticos y eventos que afecten al desarrollo pulmonar en la infancia.

La exposición al humo del tabaco, la contaminación del aire de interiores y la exposición ocupacional a polvos, humos y productos químicos son también factores de riesgo importantes de la EPOC.

El diagnóstico y el tratamiento precoces, que incluyen la ayuda para dejar de fumar, son necesarios para frenar el empeoramiento de los síntomas y evitar las exacerbaciones.

Debe sospecharse EPOC en una persona que presente los síntomas característicos de esta enfermedad. El diagnóstico se ha de confirmar mediante una espirometría, que es una prueba que mide el funcionamiento de los pulmones.

Hay varias medidas que las personas con EPOC pueden tomar para mejorar su salud en general y ayudar a controlar su enfermedad:

  • Dejar de fumar: se debe prestar ayuda para que abandonen este hábito
  • Hacer ejercicio con regularidad 
  • Vacunarse contra la neumonía, la gripe y la COVID-19