El Ejecutivo propuso a una jueza que no concursó para cubrir el cargo en la Cámara de Apelaciones y Exhortos

Hay tres funcionarios que aprobaron el examen y esperaban la designación del gobierno.

24 Septiembre de 2021 22.25

Desde la comisión evaluadora, el 20 de mayo se habían elevado al Ejecutivo los antecedentes de dos actuales fiscales y una defensora oficial quienes habían concursado los cargos dejados por ex jueces Morales y Da Pra, aprobándolos y demostrando idoneidad para ocupar los mismos. La jueza propuesta por el Gobierno cumple funciones en el Juzgado de Ejecución Penal N° 2.

La Cámara de Apelaciones y Exhortos de la provincia volvió este viernes a estar en el centro de la información. No solo porque se conocieron los resultados de la pericia efectuada sobre el video en el que ve a los dos ex camaristas juan Pablo Morales y Raul Da Pra recibiendo dinero en concepto de coima, sino también porque desde el Ejecutivo se estaría buscando cubrir uno de los dos cargos vacantes. Cabe recordar que tras la renuncia de Morales y Da Pra, el pasado 31 de Julio se abrió el concurso para cubrir dichas vacantes resultando ganadores los Dres. Ezequiel Walther, Jonathan Felzstina y la Dra. Mariana Vera, tras aprobar con los exámenes escrito y orales superando todas las etapas del concurso demostrando idonidad para ocupar los cargos de magistrados.

En la jornada de ayer, se conoció que desde la Corte de Justicia de la provincia se remitió al Poder Ejecutivo provincial el informe sobre la actual jueza de Ejecución N 2, Dra. Elena Berrondo. El mismo fue en respuesta a lo peticionado desde el Gobierno acerca de saber si dicha funcionaria cumplía con los requisitos exigidos en la Constitución Provincial y normas vigentes para cubrir el cargo de jueza de la Camara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos para la primera Circunscripcion Judicial con asiento en la Ciudad Capital.

Según consta en la resolución a la que tuvo acceso este diario, desde la Corte se remitió con fecha 22 de septiembre la respuesta al informe del Ejecutivo quien la propone para cubrir dicha vacante quedando el mismo redactado de la siguiente manera: "Resuelve: 1) Hacer saber al Poder Ejecutivo de la Provincia que la postulante Dra. Rosa Elena Berrondo Isi, cumple con los requisitos exigidos por la Constitución de la Provincia y que esta Corte nada tiene que objetar para que la misma ocupe el cargo de Jueza de la Camara de Apelaciones en lo Penal y de exhortos para la Primera Circunscripción Judicial con asiento en la ciudad Capital”. 

Llevando impresa dicha constastación la firma del presidente de la Corte de Justicia de la Provincia, Dr. Carlos Miguel Figueroa Vicario. 

Lo llamativo y extraño de la solicitud de informe por parte del Ejecutivo, tiene que ver con la exposición mediática que estas últimas horas volvieron a tener los ex magistrados de  dicha Cámara, sino y sobre todo que el Ejecutivo proponga a una jueza a cubrir un cargo que fue concursado y ganado legalmente por otros funcionarios que se sometieron, al inscribirse y participar del concurso, a ser examinados por las distintas comisiones demostrando de esta manera la idoneida para el cargo.

Sometimiento ?en el buen sentido de la palabra- al que la magistrada que el gobierno pretende “ubicar” en una de las cámaras más importantes del Poder Judicial no realizó ya que ni siquiera se había inscripto para concursar el cargo, más alla de que el concurso era abierto.

Cabe recordar que los pliegos de los actuales fiscales Ezequiel Walther y Jonathan  Felzstyna, al igual que el de la Dra. Mariana Vera ?quien la semana pasada asumió en la Defensoría de la justicia Federal- fueron ya remitidos desde la Comisión Evaluadora al Gobernador de la provincia para que en el ejercicio de sus funciones designe a dos de los tres candidatos a cubrir los cargos “dejados” por Morales y Da Pra, remitiendo sus pliegos a la Cámara de Senadores para que estos les otorguen o no, el acuerdo correspondiente.

Conocida la propuesta del Ejecutivo de proponer a la funcionaria en un cargo en el que hay otros tres postulantes que aprobaron el concurso para ocupar dicha función el malestar dentro del poder judicial como asi también entre los abogados particulares se hizo sentir, tildando de “injusta” la propuesta del Ejecutivo en razón que a los dos concursos abiertos para cubrir dichos cargos se inscribieron más de diez postulantes.