Facultad de Humanidades

Entregaron certificados a las diplomadas en Educación Maternal en la sede de Los Altos

El acto fue encabezado por la actual decana, Patricia Breppe, y la decana electa, Lilia Exeni.

28 Septiembre de 2021 09.51

En la tarde de ayer lunes, cerrando las actividades académicas y como última acción en el cargo de Decana de la Facultad de Humanidades, la Mgter. Patricia Breppe hizo entrega de 32 certificados que acreditan las Diplomaturas Universitarias en Educación Maternal, impulsada y ejecutada por la Facultad de Humanidades.
Casa Pueblo, la sede de la Universidad Nacional de Catamarca en Los Altos, Dpto. Santa Rosa, festejó la entrega de estas certificaciones que acreditaron el título de no solo a los habitantes de esa localidad, sino también a las profesionales de las vecinas provincias de Tucumán y Santiago del Estero. 
Participaron de este acto, además de la Mgter. Patricia Breppe, el vicedecano saliente,   Lic. Orlando Abarza; la secretaria de Extensión y flamante decana electa, Lic. Lilia Exeni; el Representante Territorial de la Facultad de Humanidades, Dr. Julio Costello; el Rector del IES Santa Rosa, Prof. Pedro Ivanoff; docentes de la Diplomatura, su Coordinadora, la Esp. Adriana Pérez, egresadas y público en general. 
Esta actividad se realizó con todos los protocolos de prevención del Covid-19 y se mantuvieron hasta el final de la misma.
La decana Patricia Breppe se dirigió a los presentes destacando la importancia de que “la universidad salga de su sede central al territorio, al interior de la provincia de Catamarca. Como universidad pública nosotros nos debemos a la gente de la provincia, tanto de Capital como del interior provincial. Nuestra misión institucional tiene que tener en cuenta a todos los catamarqueños”.
Posteriormente agradeció a la coordinadora Adriana Pérez,  al doctor Julio Costello “y a todos los profesores, que pusieron un enorme esfuerzo y compromiso para ir resolviendo todas las vicisitudes y dificultades que se fueron dando a lo largo de todo este trayecto”.
“La pandemia nos obligó a profundizar en el uso de las herramientas virtuales para nuestra formación ?agregó Breppe-; lo hicimos con mucho esfuerzo por parte de los profesores, pero también por parte de los alumnos, que se empeñaron en encontrar el modo de tener una presencia a través de las pantallas para poder completar su formación. Por eso quiero felicitar a todos los egresados profundamente, por el esfuerzo que han realizado para forjar un proyecto académico que es personal, pero también colectivo”.
Además, hizo uso de la palabra durante el acto la profesora Silvia Estela Nieva, alumna oriunda de la provincia de Tucumán, en nombre de los egresados de la Diplomatura.  “La educación maternal nos unió; hoy podemos decir que no somos las mismas docentes que llegamos. Culminamos esta cursada con herramientas, recursos y aprendizajes significativos que podremos implementar en nuestras instituciones, compartir con otras colegas, ser multiplicadoras de lo aprendido y sin lugar a dudas recomendar, alentar, motivar a que más docentes se perfeccionen e inicien sus estudios en esta diplomatura que pone en alto a la educación maternal”,
Finalmente, también brindaron su alocución la profesora Tatiana Barquino, en representación de sus colegas de Catamarca, y la coordinadora de la Diplomatura en Educación Maternal, Esp. Adriana Encarnación Pérez.

La diplomatura

La Diplomatura en Educación Maternal responde a la amplia demanda de formación continua de los docentes del Nivel Inicial pertenecientes a instituciones educativas formales tanto de gestión estatal , privada y municipal como así también no formales como son los centros infantiles comunitarios, EPI (Educación para la Primera Infancia), CDI (Centro de Desarrollo Infantil) entre otras organizaciones, que manifiestan la necesidad de acrecentar y fortalecer los conocimientos en relación a la educación de la población infantil que abarca la franja etaria desde los 45 días a los 2 años de edad, pertenecientes, en el Nivel Inicial, al ciclo de Jardín Maternal.
A nivel local, esta oferta de formación continua, resulta indispensable para que la provincia cuente con docentes capacitados y formados en educación maternal , propiciando un impacto favorable en los niños que asisten a los establecimientos educativos maternales, y sucesivamente en la trayectoria escolar de los mismos , ya que la educación de los pequeños de 45 días a 2 años no debe contemplar sólo el cuidado corporal, sueño y alimento sino también el aspecto pedagógico, como parte de una educación integral, acompañando su desarrollo y aprendizajes tempranos. Dicha etapa evolutiva se constituye en la de mayor importancia para los seres humanos, pues las experiencias que los niños viven en esos años, son fundamentales para su desarrollo posterior, dependiendo de los entornos que provean los adultos, ambiente físico, contexto emocional, social ?cultural, ya que constituyen las condiciones y contingencias para el desarrollo biopsicosocial saludable de los niños en sus primeros años de vida.