Fue a reclamar una deuda en Educación y amenazó con cortarse las venas

Una docente se presentó en las oficinas del Ministerio de Educación, en el CAPE y reclamó el pago de seis meses que le adeudan. También, apuntó en contra de la subsecretaria y dijo que desde hace un tiempo siente persecución.

05 Junio de 2019 04.00

Una docente se presentó en las oficinas de Recursos Humanos del Ministerio de Educación ubicadas en el CAPE y comenzó a golpear las manos pidiendo ser atendida. Ante la falta de respuesta, empezó a hacer el reclamo mientras era filmada por otros docentes que realizaban trámites en esta dependencia.
El reclamo de la docente se origina porque hace seis meses que no percibe sus haberes, lo que habría sido denunciado como “ilegal”.
Dentro de su relato, la docente fue contando el calvario que toca padecer y manifestó que “desde Asuntos Jurídicos me dijeron que los que hicieron mal las cosas son los de Recursos Humanos. Por eso vengo a reclamar y me dicen ahora que tengo que ir a Asuntos Jurídicos”.
En este sentido, la docente expuso “estoy bloqueada desde el 14 de diciembre y me notificaron el 2 de mayo. El proceso es nulo, ilegítimo, inconstitucional. Yo hice mi descargo el 30 de mayo y aún no tengo respuesta”.
“Tengo problemas de salud, tengo mi certificado de disparidad por dos años porque la idea es que yo me recupere, pero quién se puede recuperar así, con un atropello, con un abuso de autoridad”, manifestó.
De esta manera, apuntó contra la subsecretaria de Educación, Olga Burella, diciendo que “es una cuestión personal. Es increíble la persecución que sufro desde el año 2016, es una locura”. Según relató, se encuentra con tareas pasivas desde el año 2011 y, desde 2016, siente que comenzaron las persecuciones. A pesar de estar con tareas pasivas, asegura que Burella quiso trasladarla a una escuela para tareas áulicas. “Saco licencia, todo en regla y esta mujer por hacerme daño inventó un presunto abandono de servicio”, apuntó.
Por otra parte, comentó que realiza artesanías para sobrevivir aunque por la crisis tiene pocas ventas. “Lo mío es la miseria total”, afirmó. Al final del video, la mujer amenaza con atentar contra su vida en caso de no obtener respuestas por parte de las autoridades de Educación. “Yo me voy a abrir las venas acá, hoy se cargan un muerto, a menos que venga una autoridad a darme una solución. Yo no tengo nada que perder, no puedo estar peor”, sentenció.