Langostas: millonarias pérdidas y reclamo al Senasa por inacción

Los productores reclaman por las pérdidas millonarias y apuntan al SENASA y a Producción por lo que no se hizo y la falta de respuestas.

26 Septiembre de 2019 17.20

La llegada de la plaga de langostas que atentó contra las plantaciones lejos está de ser un tema superado, sobre todo para la economía del departamento Capayán. Informes de los mismos productores indica que se perdió el 90% de la cosecha, siendo lo más afectado la alfalfa. Esto puso los ánimos muy caldeados y todas las críticas apuntan a lo poco que se hizo desde el SENASA y el gobierno provincial para arribar a alguna solución.
Para analizar este tema, ayer se llevó a cabo una reunión entre los productores y un funcionario del Ministerio de Producción. Fue en ese espacio que el director de Extensión Rural fue increpado por los productores, quienes estaban furiosos por lo ocurrido con el paso de las langostas y la inacción por parte de los dos organismos que debían proveerlos de soluciones. Pidieron soluciones urgentes y no dejar todo para mañana. “Cómo me va a venir a decir que mañana, es una vergüenza, inútiles como ustedes tenemos un montón, son unos inútiles, sinvergüenzas, de todo son ustedes”, le reclamó al funcionario uno de los productores en tono de furia y levantando la voz hasta llegar a los gritos.

Avión fumigador

En tanto, desde el SENASA siguen estudiando la localización de la manga de langostas. Gustavo Zagaglia, ingeniero agrónomo de SENASA, comentó que se le efectuó un seguimiento a esta problemática y que se asesora a los productores de la zona afectada.
Uno de los aportes es la fumigación aérea. Para esto estaba previsto que hoy jueves llegue el avión a la provincia, pero esto no avisara una solución inmediata. Hay que ubicar primero dónde está ubicada la manga y luego coordinar horarios y comunicación para efectuar los ataques con el herbicida. Debe tenerse en cuenta, que los mismos no se deben dar en cercanías de lechos de agua ni de zonas pobladas o de pastoreo.
“Hay que seguir la manga durante el día, dijo Zagaglia, hay muchas veces que se pierde por la falta de caminos. La manga no respeta los caminos sino que vuela; hay que ver cuando se posen a la noche, sea un lugar accesible para poder delimitar un área de control y hay que ver que no haya casa ni nada”. También agregó el agrónomo que “es muy dificultoso, en estos tres meses se pudieron hacer seis o siete vuelos”, remarcando que desde el SENASA se asesora a los productores sobre cómo manejar la plaga, pero en su establecimiento “el control corresponde al productor”.

Pérdidas

Sobre el apoyo que solicitan los productores ante el hecho concreto de las pérdidas millonarias que deben ahora afrontar, recordemos que el diputado nacional Eduardo Brizuela del Moral elevó la semana pasada un proyecto en el Congreso para declare la emergencia productiva tras la invasión de langostas.
El legislador apunta a reparar los efectos dañinos que provocó este insecto en las economías regionales. Brizuela indica en el proyecto que abarca tanto a Catamarca como a La Rioja que “estas provincias han conformado juntamente con el SENASA un comité de crisis pero esto es insuficiente ante la falta de elementos que constituyan una adecuada logística para el combate pero fundamentalmente, para la prevención”.