Caso Manuel “Cacho” Moya

A seis meses de su muerte por Covid-19, la familia sigue peregrinando por el cuerpo

Se manifestaron de forma pacífica en la plaza principal. “No nos entregaron nada de nada. Ni un cuerpo, ni cenizas, ni nada. Solo un acta de defunción que no coincide con lo que hay en el expediente”, explicó la viuda de Moya.

Foto: Silvina Bravo/La Unión.
Foto: Silvina Bravo/La Unión.

21 Diciembre de 2021 11.17

Seis meses transcurrieron ya desde aquel 21 de junio, cuando a las 6.50 de la mañana, el médico de un sanatorio privado de esta ciudad Capital llamó a Flavia Moya, una de las hijas de “Cacho” Moya y le informó que su papá, quien estaba internado por haber contraído Covid-19, había fallecido.

Desde ese día, la familia no tiene consuelo. No solo por la irreparable pérdida, sino también porque no “tenemos dónde llorarlo. Dónde llevarle una flor, dónde ir a verlo, dónde decir ahí está él”, expresó Flavia, en diálogo con LA UNIÓN, agregando: “Quiero que nos devuelvan el cuerpo de mi papá, si para ellos -en referencia a la jueza de Garantías y del sanatorio- él era una “cosa”, queremos que nos lo devuelvan porque era “nuestra cosa”. “El sanatorio me robó el cuerpo de mi papá”.

Al cumplirse seis meses, la viuda de Moya y sus hijas se manifestaron de manera pacífica en la plaza principal 25 de Mayo, enfrente a la ex -Casa de Gobierno, en donde, portando un pasacalles y pancartas con el rostro de Manuel Moya y la leyenda de “Justicia”, pidieron otra vez a la Justicia que les entregara el cuerpo de la víctima.
“Todavía la causa sigue en Control de Garantías y no tenemos novedad. Fue al juzgado porque los abogados del sanatorio Pasteur, donde murió mi esposo pidieron el archivo de la causa porque para ellos no hay delito y nosotros pedimos que no se archive y que se investigue lo que le pasó a mi esposo. Le pedimos a la jueza que resuelva. Ya pasaron seis meses” inició la nota la viuda de Moya.

Agregando: “Que le quede claro a la sociedad que, a esta altura, a nosotros no nos entregaron absolutamente nada, ni un cuerpo, ni cenizas, ni otro cuerpo. No nos entregaron nada de nada. Solo nos dieron un certificado de defunción con un horario que no coincide con el de las filmaciones que pidió la fiscalía al sanatorio. El sanatorio, por ejemplo, dice que él falleció a las 06:42, pero a esa hora, se lo ve a mi marido solo en la Terapia Intensiva, y luego, a las 8.30, en el libro de Enfermería, dice que le realizaron tareas de reanimación”.

Por otra parte, la entrevistada dijo: “El médico Lucas Cerabin Ávalos no está imputado, no entendemos por qué”, renegó.

Finalmente, la mujer le deseó una feliz Navidad al personal del sanatorio, al Poder Judicial y al “gobierno de turno”.

Difusión

Además, Flavia, hija de Manuel, comentó que, si “la Justicia no resuelve el tema de mi papá y nos entrega el cuerpo, voy a hacer público los videos del sanatorio donde se lo ve a mi papá para que la gente sepa realmente lo que pasó” expresó.

“No hemos podido hacer el duelo. No tenemos un lugar dónde llevarle una flor. No pudimos ni inscribirlo en el Registro Civil porque no hay opción de otro, ya que solo tiene puede ser sepultado o cremado. Vamos a seguir de pie hasta que tengamos respuestas de qué fue lo que sucedió”.

Antes de finalizar la nota, Flavia dijo: “Moya nunca salió del sanatorio... necesitamos darle la cristiana sepultura, como corresponde. Si para ellos -por el sanatorio y la Justicia- Moya es una cosa, es nuestra cosa y queremos que nos lo entregue”.