• Dólar
  • BNA $884.5 ~ $924.5
  • BLUE $1280 ~ $1280
  • TURISTA $1415.2 ~ $1415.2

13 C ° ST 12.37 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Tras 14 meses

Cayó un hombre que estaba prófugo por golpear, drogar, e intentar matar a su hijastra de 5 años

La salvaje agresión ocurrió a fines de enero del año pasado en un domicilio de Merlo. El imputado es Jorge Luis Sánchez, de 35 años. Estaba escondido en la vivienda de una familiar en Zárate

18 Mayo de 2024 21.03

A Jorge Luis Sánchez (35) lo venían buscando desde hacía tiempo por un ataque aberrante a la hija de su ex pareja, una nena de 5 años que fue torturada, drogada y asfixiada. El hecho sucedió en Merlo a fines de enero del año pasado y a la menor, además, le hicieron comer alimento balanceado para mascotas.

Desde entonces, el acusado se mantuvo prófugo hasta que finalmente fue detenido en las últimas horas.

El arresto se produjo en la ciudad bonaerense de Zárate. Sánchez estaba escondido en la vivienda de una tía. Efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón habían obtenido el dato de que podría estar allí, por lo que montaron un operativo de encubierto y, tras ubicarlo, lo interceptaron.

La menor fue salvajemente agredida entre los días 29 y 30 de enero del 2023 en la casa de Sánchez, situada en la calle Pergamino, donde su mamá la había llevado junto a su otro hijo para pasar el fin de semana.

Según la investigación, el imputado la golpeó varias veces en la cara, incluso provocándole un hematoma en el ojo derecho. También la sujetó fuertemente de los brazos y la golpeó en los glúteos. Además, la obligó a ingerir comida para perros, así como le suministró marihuana y cocaína.

Pero eso no es todo, porque en un momento dado también cubrió su rostro con una almohada, obstruyéndole la entrada de aire por nariz y boca, “con clara intención de causarle la muerte”, dice el expediente.

Esta agresión fue interrumpida por el hermano de la víctima -un año mayor-. El chico confrontó a Sánchez e intentó salvarla. El imputado entonces le gritó, lo insultó y lo envió a su cama. Así, frustró el crimen. Todo esto ocurrió mientras la madre de los niños dormía.

“Asimismo, días previos a estos hechos, pero en fecha y horario que aún no se ha podido determinar, en la misma vivienda, Sánchez le ocasionó contusiones cortantes a la niña con un elemento filoso”, se añade en la investigación.

En el caso interviene la Unidad Funcional de Instrucción N°5 del Departamento Judicial Morón, a cargo de los fiscales Claudio Oviedo y Marisa Monti.

Tras la indecisión de la madre, la denuncia fue realizada por la abuela materna y la tía de la niña, al ver la cantidad de golpes en su cuerpo. La menor en su momento fue internada en un hospital de Ituzaingó y luego derivada al Hospital Héroes de Malvinas de Merlo, donde pasó varios días internada.

Un estudio toxicológico que le realizaron reveló la presencia de THC y cocaína. Posteriormente, tanto ella como su hermano contaron el calvario atravesado en Cámara Gesell.

Por su parte, luego de los hechos, Sánchez se esfumó y comenzó una larga búsqueda para capturarlo. El Ministerio de Seguridad bonaerense había ofrecido una recompensa de hasta $5.000.000 a quienes aportaran datos fehacientes para localizarlo. Esa medida fue informada en el Boletín Oficial Bonaerense cinco meses después de la denuncia.

Ahora Sánchez está bajo arresto bajo a disposición de la Justicia. Le imputan los delitos de lesiones leves agravadas por ser perpetrado por un hombre y por mediar violencia de género, homicidio agravado por la condición de mujer de la víctima y por mediar violencia de género en grado de tentativa y suministro de estupefacientes, en concurso real.