• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $257.00 ~ $267.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

10 C ° ST 9.38 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Emprendimiento

Un argentino creó una plataforma de freelance que llegó hasta Eslovaquia

Diego Sebastián Santana encontró una oportunidad y se animó a dar el salto de compartir sus ideas con el mundo. De forma innovadora, Wipperoz funciona en 15 países. Y va por más.

04 Junio de 2022 19.49

El trabajo freelancer es una tendencia que está en constante aumento. Fomentada por la pandemia de Covid-19 y el avance de las tecnologías que facilitan cada vez más el empleo remoto. En ese contexto, el argentino Diego Sebastián Santana vio una oportunidad y dio el paso de emprender de Argentina para el mundo. Y allí apareció el sitio web de la comunidad freelance Wipperoz.

Santana es de Floresta, Capital Federal, y está radicado hace más de 10 años en Queensland, Australia. Licenciado en Sistemas, emigró -junto a su actual esposa, Lorena- por empleo. Un día, al encontrarse en la situación de querer contratar una persona para "pasar un cable de una punta a la otra por entremedio de la casa", descubrió que ambas partes pagaban más de comisión que por el propio trabajo. Así, surgió el sitio del que es Chief Executive Officer (CEO).

“Publica una tarea a realizar y nosotros encontramos la mejor persona para realizarlo por ti”, asegura Wipperoz, que tiene una simple modalidad de acción. Primero, el contratante deberá contar qué necesita para recibir una solución; luego, obtendrá presupuestos de diferentes proveedores; y, tras revisar los costos, solo bastará con aceptar la propuesta deseada y dejar que realicen el trabajo.

Si bien existen muchas páginas que conectan personas, Wipperoz se destaca por su sistema de geolocalización integrado, que permite contactarse tanto a distancia como en un radio de cercanía delimitado por cada usuario. También es posible ubicar a clientes con profesionales que desempeñan oficios como gasistas, electricistas, cuidado de niños o personas adultas, entre otros.

Santana también apuntó al aspecto económico: "Funciona por suscripción gratuita y paga. La primera permite al freelancer presupuestar cinco trabajos al mes sin costo adicional. Tampoco le cobramos al cliente solicitante ni al proveedor cuando realiza el presupuesto". Mientras que "la paga cuesta -dependiendo el país- u$s10 y ofrece la posibilidad de estar en un listado del estilo 'páginas amarillas' y de emitir presupuestos ilimitados".

Respecto al significado de "Wipperoz", según el CEO, "proviene de una conjunción de palabras: 'Wip' por Work in Progress (trabajo en progreso) y 'Oz' de australianos. Igual estoy a punto de cambiarlo porque, aunque la gente dice que le encanta, es difícil".

A pesar de que apunta al trabajo independiente, Santana admitió que "la idea original nació en 2014 con el fin de conectar a la gente de una forma súper económica y que le sirva a todos. Es decir, se originó de contratar un proveedor de servicios, no un freelancer".

De todas formas, el proyecto final se lanzó "fuerte" el año pasado. Primero en Australia y luego en América Latina. "En Australia vimos que la gente interactuaba pero a su vez es complejo pelear mercado con empresas mucho más grandes y establecidas", aseguró.

Por ello, decidieron acentuarse profundamente en América Latina ya que "es un mercado con un montón de gente capacitada pero que no tiene salida al exterior. Entonces, el foco está puesto en obtener proveedores de servicios freelancers y ofrecer ese paquete de talentos afuera".