• Dólar
  • BNA $134.00 ~ $142.00
  • BLUE $290.00 ~ $294.00
  • TURISTA $221.10 ~ $234.30

13 C ° ST 11.32 °

Unión Radio 91.3 en vivo

Dolor en el mundo del fútbol

A los 85 años, murió Uwe Seeler, primer goleador de la Bundesliga y cuatro veces mundialista

21 Julio de 2022 17.00

El fútbol mundial lamenta la pérdida de una leyenda que escribió su nombre en la historia grande del deporte más popular del planeta. Es que Uwe Seeler, una de las principales figuras de Alemania durante la etapa posterior a la Segunda Guerra Mundial, murió a la edad de 85 años, según lo anunció el club Hamburgo, donde desarrolló la mayor parte de su carrera.

“Hamburgo llora a Uwe Seeler, fue el primer máximo goleador de la Bundesliga (...) Murió rodeado de sus seres cercanos”, indicó el gobierno local de la ciudad hanseática en su cuenta de Twitter. La gloria del delantero se vio en parte eclipsada por la generación dorada que vino después, con Franz Beckenbauer y Gerd Müller como principales exponentes.

"Fue un modelo para muchos. Le vamos a echar de menos”, comentó en Twitter el jefe del gobierno alemán, Olaf Scholz. En tanto, la selección nacional femenina tomó la decisión de jugar los cuartos de final de la Eurocopa, ante Austria, llevando brazaletes negros.

Seeler marcó la historia del principal club de su ciudad natal, el Hamburgo, donde jugó de 1956 a 1972. También vistió los colores de la selección alemana del oeste (el país estaba dividido por el Muro de Berlín) (RFA) entre 1954 y 1970. En total, disputó 72 partidos con su equipo nacional, marcando en ellos 33 tantos, pero nunca pudo ser campeón del mundo. De todos modos, fue convocado por la República Federal Alemana después del título mundial que logró el equipo en 1954 y en 1966 jugó la final de la Copa del Mundo que organizó Inglaterra.

Como uno de los artesanos de la reconstrucción del fútbol alemán después de la Segunda Guerra Mundial, Uwe Seeler fue cuarto con la RFA en el Mundial de Suecia-1958 y llegó a los cuartos de final en la edición que se disputó en Chile durante 1962.

Uwe Seeler, sonríe mientras sostiene el trofeo de «Futbolista del año 1960» el 29 de octubre de 1960 en Hamburgo, Alemania
Uwe Seeler, sonríe mientras sostiene el trofeo de «Futbolista del año 1960» el 29 de octubre de 1960 en Hamburgo, Alemania.

Al final del torneo que se quedó con la gloria británica en 1966, Uwe Seeler fue levantando uno a uno a sus compañeros de equipo, hundidos física y anímicamente, y les llevó a dar una vuelta de honor al estadio, que ha quedado en la memoria colectiva de los aficionados. “Hay muchos títulos que hacen de un jugador o de un equipo una leyenda. Pero son pocos los gestos que les hacen inmortales”, escribió Sascha Theisen, autor del libro “Helden” (Héroe) sobre las leyendas del fútbol alemán.

“El equipo alemán de 1966 se convirtió en inmortal porque efectuó esa vuelta de honor en Wembley, a iniciativa de Seeler, y a pesar de su controvertida derrota. El capitán encontró el gesto adecuado en el momento adecuado”, agregó en su obra.

Uwe Seeler es también recordado por su coraje y su FairPlay. Había nacido en 1936 en Hamburgo y era hijo de Dieter Seeler, uno de los futbolistas más célebres de la ciudad y que después de su retirada deportivo trabajó como obrero en el puerto de la ciudad.

En 1953, con 16 años, disputó su primer partido con el equipo profesional del Hamburgo. Marcó su primer gol con él en agosto de 1954 y, partido a partido, fue forjado una leyenda de Bombardero, precursor de grandes nombres del país como Gerd Müller, Rudi Völler o Jürgen Klinsmann. “El Hamburgo SV pierde el deportista más grande de su historia”, concluyó el club de toda la vida de Uwe Seeler.