Ivana Nadal, otra vez en la polémica: incitó a sus seguidores a dejar de obedecer los protocolos por coronavirus

Hizo un extenso descargo quejándose de la situación que se vive por la pandemia y la fulminaron.

08 Abril de 2021 16.06

Ivana Nadal se convirtió en tendencia por un polémico posteo en sus redes sociales. Se mostró indignada por tener que hacerse el test de coronavirus para viajar a los Estados Unidos y tras reconocer que se puso a llorar de la impotencia agregó que los protocolos tienen que llegar a su fin. “Mi cuerpo es mío. Mi vida es mía”, lanzó furiosa.

La modelo pidió respeto para aquellos que, al igual que ella, no quieren seguir usando el barbijo. “Soy responsable solo de mi salud y bienestar, tanto mental como corporal. Esto no nos está haciendo bien. Tenemos que dejar de obedecer. Si te hace bien usar el tapabocas, si te hace bien vacunarte y vivir perseguido y con miedo, hacelo. Pero por favor, pido respeto para quienes no estamos de acuerdo y necesitamos hacer valer nuestra libertad de elegir poder respirar aire puro, de creer en nosotros, de confiar en la máquina hermosa y perfecta que somos”, expresó.

Al igual que en sus últimas publicaciones, las críticas de sus seguidores no se hicieron esperar, pero ella se anticipó aclarando que no le interesa lo que piensan sobre sus palabras: “Quien no quiera entender el mensaje no lo va a hacer y no lucho contra eso ni contra nada ni nadie. Solo pido libertad”.

Ivana, que mañana viajará a los Estados Unidos, sostuvo que claramente no se subiría al avión si tuviera algún síntoma. Sin embargo, remarcó que ante el primer malestar no necesita chequearlo “con un hisopo en el cerebro”. “No está chequeado que el coso ese que te meten en la nariz confirme realmente si tenés o no este bicho”, precisó y dio por hecho que todo es un negocio: “Te lo cobran, es otra ganancia para este sucio sistema. Despertemos”.

Ivana Nadal se cansó del tapabocas y los protocolos anti coronavirus. (Foto: Instagram/ivinadal).

Por último, la influencer pidió que la gente se rebele y así dejar de ser “unos dominados”: “Hay que buscar la revolución. Es tu vida o la de ellos. Basta de mentiras. La gente muere de hambre, de encierro, de depresión, de falta de amor. Hay que buscar la verdad si querés encontrarla. ¿O de verdad querés volver adentro?”.

Horas antes de su comentadísimo posteo, Nadal había puesto el grito en el cielo tras ser nuevamente acusada de formar parte de una secta. “No es gracioso estar en una secta. Yo jamás estuve en una, pero leo y me interiorizo de muchas cosas. Y realmente no considero un chiste decir esto. Cuando te hacen creer esto es porque quieren que tengas miedo de mi mensaje. Miedo a despertar. No voy a ninguna secta. No practico ninguna religión. Trabajo en mí todo el día, todos los días. Respetándome, escuchándome y creyendo en mí. Le soy fiel solo a mi intuición y vivo siempre desde el amor. Por una humanidad compañera y libre. Sin líderes, sin rangos, sin títulos que descalifiquen. Con unión y mucho amor”, exclamó.