Ocurrió a la madrugada, en la Capital

Discutió con su pareja, le quemó la moto y se atrincheró, amenazando con quitarse la vida

El hecho sucedió en el sur de la Capital. Una discusión por celos desató la situación que casi termina en una tragedia. Además, otras dos mujeres denunciaron ser víctimas de violencia en Andalgalá y Belén.

13 Septiembre de 2021 01.39

Momentos de mucha tensión y angustia le tocó vivir ayer a la madrugada a una joven mujer de 29 años, quien temió por su vida y la de su pareja, un hombre de 28, con quien, tras mantener una discusión, aparentemente por celos, le prendió fuego la moto y se atrincheró, amenazando con quitarse la vida. Por fortuna, el cable que empleó para cumplir su amenaza se cortó y fue trasladado al hospital en ambulancia. 

LA UNIÓN pudo conocer que aproximadamente a las 1.30 de la madrugada, efectivos de la comisaría de Valle Chico se trasladaron hasta la manzana I del barrio Parque Sur, donde había un desorden familiar.  

Al arribar la patrulla, los efectivos se entrevistaron con una mujer, G.L., quien les manifestó que, momentos antes, había mantenido una discusión con su pareja, L.G. F., en el interior de la vivienda, para luego salir esta a la parte posterior de aquella y prenderle fuego su moto marca Motomel 150cc., para después dirigirse a un depósito del IPV, en donde se atrincheró y le dijo que se quitaría la vida.  

Rápidamente, la policía intentó entablar una conversación con el potencial suicida, quien pedía que se fueran del lugar o, en caso contrario, cumpliría con su amenaza. De inmediato, los uniformados irrumpieron en el depósito para salvaguardar al hombre, quien se había colocado un cable alrededor del cuello y saltó. El cable se rompió y el hombre cayó al suelo bruscamente, quedando consciente, pero con problemas para respirar, por lo que, de inmediato, se le practicaron los primeros auxilios mientras solicitaban la presencia de una ambulancia para su traslado. 

Finalmente, el hombre fue trasladado al Hospital San Juan Bautista, donde quedó internado con custodia policial por disposición de la fiscalía en turno, desde donde se dispuso, además, que personal judicial y de Criminalística se apersonaran en el domicilio en cuestión y llevaran a cabo una inspección ocular, además de labrar las actas pertinentes en cuanto a la quema de la motocicleta y el fallido suicidio. 
Asimismo, se supo que la mujer luego se trasladó por sus propios medios a la Unidad Judicial N° 9 y denunció el hecho. 

Detenido 

En tanto, que a las 3.30 de la madrugada, pero en el departamento Belén, la policía arrestó también a un sujeto mayor de edad, de apellido Aybar, por el supuesto delito de violencia en contexto de género. 

Según la información a la que pudo acceder este diario, a la hora de mención, una joven, de quien se reservan los datos personales, se presentó en la comisaría local, manifestando que su pareja la había agredido físicamente y le había sustraído el teléfono celular. Con los datos brindados, los uniformados interceptaron a las pocas cuadras de la comisaría al supuesto agresor, quien se conducía en un automóvil y tenía en su poder el teléfono celular, el que ya le fue restituido a la propietaria. 

De acuerdo a los dichos de la denunciante, el ahora detenido pasó a buscarla por su domicilio en su automóvil y, mientras daban unas vueltas, al detenerse en inmediaciones al puente de Belén, este le hizo una escena de celos recriminándole que se había demorado en responderle los mensajes, lo que la joven negó, pero la discusión continuó hasta detenerse finalmente su novio enfrente a la farmacia Belén, donde le pidió que se bajara el automóvil, previo a agredirla físicamente y quitarle su teléfono celular.  
Informado del hecho, desde la fiscalía local se dispuso que Aybar quedara detenido en la comisaría local. 

En Andalgalá 

Por otra parte, el sábado a las 21.30, M. M., de 18 años, denunció a su pareja de apellido Mendoza, padre de su hijo de 3 años de vida, que previo a una discusión por celos amenazó con quitarse la vida. Dicha situación habría ocurrido en la vía pública, cuando ambos se encontraban a bordo de la moto que conducía Mendoza, por lo que la víctima intentó pedir ayuda a una mujer que, circunstancialmente, pasaba por el lugar, pero al querer descender del rodado, el sujeto la tomó del brazo, teniendo ella al hijo de ambos en sus brazos y casi provoca la caída de ambos. 
Finalmente, la mujer logró zafarse y, junto a su pequeño hijo, buscar ayuda. Al momento de realizar la denuncia, la joven señaló que no es la primera vez que sufre violencia por parte de su acusado y solicita que la Justicia le brinde asistencia psicológica para el padre de su hijo.