• Dólar
  • BNA $188.25 ~ $196.25
  • BLUE $375.00 ~ $379.00
  • TURISTA $310.20 ~ $323.40

29 C ° ST 29.58 °

Unión Radio 91.3 en vivo

La sorpresiva propuesta de Mauricio Macri a Patricia Bullrich, en medio de los tironeos más fuertes del PRO

Qué está en juego en la inminente reunión del ex presidente y la jefa del partido en Villa La Angostura. El escenario que imagina Rodríguez Larreta. El “aplausómetro” en Bariloche y el peligroso mapa de la división de Juntos por el Cambio

22 Enero de 2023 09.11

 Estarán casi dos días juntos y será una experiencia político-familiar inédita desde que se conocieron. Mauricio Macri y Patricia Bullrich estarán juntos en la casa del ex presidente en el country Cumelén, en Villa La Angostura, desde la mañana de este lunes y hasta el martes antes del mediodía, con una agenda de temas que tendrá en vilo a toda la dirigencia del PRO y de Juntos por el cambio.

¿Habrá alguna señal explícita de respaldo del ex mandatario hacia la candidatura presidencial de la jefa partidaria? Nadie cree que Macri avance en esa dirección. Se cuidó muchísimo antes y después del encuentro que mantuvo con Horacio Rodríguez Larreta el 31 de diciembre pasado en Cumelén. Del contacto no se supo nada y ni siquiera hubo foto de los dos. El bullrichismo, en cambio, apuesta a que sí habrá foto de su líder con el fundador del PRO. Anticipan que será un guiño sugestivo de Macri.

En el entorno de Bullrich aseguran que a ella le sorprendió la invitación del ex presidente a pasar un día y medio en su casa de Cumelén, y mucho más que le haya pedido especialmente que viajara con su esposo, Guillermo Yanco. Nunca convivieron de esa forma en “plan familiar”. Por eso los bullrichistas creen que el apoyo de Macri a la candidatura la ex ministra de Seguridad “se da de hecho”: según aseguran, es la que mejor sintoniza con el “estilo de cambio” que predica el ex jefe del Estado.

En el larretismo, en cambio, ya no esperan señales, guiños ni gestos del fundador del PRO: todo el equipo nacional del jefe de Gobierno diseña su estrategia de campaña sobre la hipótesis de que las candidaturas presidenciales se definirán en las PASO. ¿Y el resto de las postulaciones? En la imaginación de algunos operadores del PRO se dibuja, por debajo de la máxima candidatura nacional, un escenario de acuerdo en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires. Es decir, el aval del jefe de Gobierno para que Jorge Macri sea el postulante único en el distrito porteño y el acuerdo macrista para que Diego Santilli sea el elegido para disputar la gobernación bonaerense.

Son, por el momento, puras especulaciones. Este sábado, en San Carlos de Bariloche, Macri abrió el Foro Federal de Legisladores del PRO mediante un diálogo con el diputado rionegrino Juan Martín en el que no sólo reiteró sus premisas sobre la construcción de los liderazgos sino que también insistió, una y otra vez, en el valor de la competencia. Toda la concurrencia entendió que, más allá de las comparaciones con el fútbol, Lionel Messi y La Scaloneta, estaba hablando de la interna del PRO.

Macri no dio pistas sobre su candidatura (nadie se animó siquiera a preguntarle sobre el tema) y se mostró cómodo en su rol de mentor de la oposición. En la apertura del foro, al ex mandatario quizá también le habrá llamado la atención la reacción de los casi 200 legisladores provinciales y dirigentes del PRO cuando se proyectaron videos con los saludos de Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal, Rodríguez Larreta y Bullrich: el “aplausómetro” favoreció claramente a la titular del partido.

En el larretismo, en cambio, ya no esperan señales, guiños ni gestos del fundador del PRO: todo el equipo nacional del jefe de Gobierno diseña su estrategia de campaña sobre la hipótesis de que las candidaturas presidenciales se definirán en las PASO. ¿Y el resto de las postulaciones? En la imaginación de algunos operadores del PRO se dibuja, por debajo de la máxima candidatura nacional, un escenario de acuerdo en la ciudad de Buenos Aires y en la provincia de Buenos Aires. Es decir, el aval del jefe de Gobierno para que Jorge Macri sea el postulante único en el distrito porteño y el acuerdo macrista para que Diego Santilli sea el elegido para disputar la gobernación bonaerense.

Son, por el momento, puras especulaciones. Este sábado, en San Carlos de Bariloche, Macri abrió el Foro Federal de Legisladores del PRO mediante un diálogo con el diputado rionegrino Juan Martín en el que no sólo reiteró sus premisas sobre la construcción de los liderazgos sino que también insistió, una y otra vez, en el valor de la competencia. Toda la concurrencia entendió que, más allá de las comparaciones con el fútbol, Lionel Messi y La Scaloneta, estaba hablando de la interna del PRO.

Macri no dio pistas sobre su candidatura (nadie se animó siquiera a preguntarle sobre el tema) y se mostró cómodo en su rol de mentor de la oposición. En la apertura del foro, al ex mandatario quizá también le habrá llamado la atención la reacción de los casi 200 legisladores provinciales y dirigentes del PRO cuando se proyectaron videos con los saludos de Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal, Rodríguez Larreta y Bullrich: el “aplausómetro” favoreció claramente a la titular del partido.

El formato elegido para la participación de Macri fue un calco del utilizado en Mar del Plata para la presentación de su último libro: en esa oportunidad, el ex presidente dialogó con el intendente de Pinamar, Martín Yeza. En Bariloche, conversó con Juan Martín, el titular del Foro Federal de Legisladores del PRO. No es casual: los asesores macristas prefieren evitar los discursos y apuntan a un esquema más distendido en el que los moderadores le hacen preguntas a Macri. Claro que nada se deja librado al azar. Los temas son acordados previamente para que no haya sorpresas. Por el mismo motivo se evita transmitir estos eventos por streaming. Todos saben que la lupa de la política está puesta en Macri y que cada palabra que diga, o que no diga, tendrá una interpretación política concreta.

Por eso tampoco fue casual que el ex presidente haya aprovechado su presencia en Bariloche para castigar al senador nacional Alberto Weretilneck, quien acaba de sellar un acuerdo electoral con el camporista Martín Doñate y la UCR provincial para intentar volver a la gobernación de Río Negro. Lo consideró su “gran desilusión” y dijo que “se transformó en un kirchnerista más”. Curiosamente, no cargó las tintas contra los radicales, que decidieron aliarse al kirchnerismo rionegrino, aunque no se privó de calificar de “populismo” a esa alianza. Macri jugará sus cartas: ya invitó a Cumelén a Aníbal Tortoriello, el candidato a gobernador del PRO al que apoyan un sector de la UCR y el ARI.

Ese contacto está vinculado con la preocupación que existe en Juntos por el Cambio por las divisiones y los aires de fractura en provincias como Córdoba, Neuquén, Chubut y Mendoza, además de Río Negro. Los cuatro presidentes de los partidos de JxC se reunirán el miércoles próximo para resolver esas internas complicadas, en donde las principales fuerzas no pueden reprocharse nada porque todos están asociados a movimientos rupturistas en algún distrito. Bullrich (PRO), Gerardo Morales (UCR), Maximiliano Ferraro (Coalición Cívica) y Miguel Angel Pichetto (Encuentro Federal Republicano) coinciden en que debe respetarse a rajatabla el reglamento electoral de la coalición.