• Dólar
  • BNA $187.00 ~ $195.00
  • BLUE $375.00 ~ $379.00
  • TURISTA $308.55 ~ $321.75

23 C ° ST 22.64 °

Unión Radio 91.3 en vivo

28 de diciembre

Día de los Inocentes: qué significa y cuál fue su trágico origen

La efeméride actualmente se destaca por hacer bromas o "inocentadas" de todo tipo. Sin embargo, el padre Oscar Tapia en diálogo con LA UNIÓN recordó que la fecha es en realidad una conmemoración por un trágico hecho "legendario" de origen religioso.

Padre Oscar Tapia.
Padre Oscar Tapia.

28 Diciembre de 2022 17.06

En casi todo el mundo, cada 28 de diciembre se celebra el Día de los Santos Inocentes, una fecha que la actual sociedad celebra bajo una insólita premisa: hacer bromas o “inocentadas”. Sin embargo, lejos de las risas e incluso las bromas pesadas, la efeméride tiene en realidad relación con un episodio  hagiográfico del cristianismo, uno de hecho, de tono trágico.

Se trata de la matanza de los niños menores de dos años nacidos en Belén (Judea), ordenada por el rey Herodes I “El Grande” con el fin de deshacerse del recién nacido Jesús de Nazaret, razón por la cual se nombra a estos como “Santos Inocentes”.

De acuerdo a la Enciclopedia Católica Online, el evangelio de San Mateo lo recuerda así: “Al darse cuenta Herodes de que había sido burlado por los Magos, montó en cólera y mandó a matar a todos los niños que había en Belén, en toda la comarca, de dos años para abajo, conforme al tiempo que había cuidadosamente averiguado de los Magos”. Aunque, según asegura la Enciclopedia, es imposible establecer el día o el año de la muerte de los Santos Inocentes. El motivo es que la cronología del nacimiento de Cristo y los acontecimientos bíblicos subsiguientes son muy inciertos. 

Al respecto, el padre Oscar Tapia, en diálogo con LA UNIÓN, reflexionó sobre la fecha y explicó la importancia de su primer significado, lejos del actual uso de las bromas.

“La Iglesia conmemora hoy la Fiesta en honor de lo Santos Inocentes, esos mártires pequeños, esos niños que murieron a manos de la crueldad de Herodes, dando cumplimiento a las profecías bíblicas. Su muerte violenta representa a los inocentes, que murieron entonces y de los que mueren hoy ” explicó.

"El texto narra el drama de la Sagrada Familia de Nazaret que, ante la amenaza de muerte al Niño, tiene que huir a Egipto. Mateo cita expresiones de los profetas Oseas y Jeremías, referentes a las pruebas que soportó el pueblo de Dios en el pasado. Jesús fue desde el inicio de su vida un Mesías aceptado por unos y rechazado por otros. Lo rechaza y quiere su muerte Herodes, temeroso de perder el poder. Por esa razón, José y María con el Niño tienen que huir. La familia de Jesús, lejos de vivir cómodamente instalada, padeció las amenazas, inseguridades y temores que hoy viven muchas familias." señaló.

Además, remarcó la importancia de la fecha como un momento para reflexionar y no olvidar la protección hacia los más pequeños.

“También hoy contemplamos injusticias semejantes, como la que sufren hoy también muchísimos niños alrededor del mundo. Toda injusticia se nos revela como un desafío, como un pedido para que no haya más “Herodes” ni niños asesinados, ni desnutridos, sin escolarización, con derechos vulnerados, abusados, sin hogar, sin horizontes, sin caminos y que sólo les queda matar o morir. Qué no existan más niños así es nuestro desafío como cristianos; es la señal de estos mártires inocentes que nos impulsa a los que, en pleno siglo XXI, seguimos contemplando martirios de niños por la voracidad de otros tantos Herodes de hoy que buscan solo el placer, el poder, el éxito y la posesión de bienes materiales.”, concluyó.