• Dólar
  • BNA $123.75 ~ $129.75
  • BLUE $257.00 ~ $267.00
  • TURISTA $202.95 ~ $212.85

25 C ° ST 24.19 °

Unión Radio 91.3 en vivo

CBF

El Brasil- Argentina suspendido ya tiene día y sede para jugar por las Eliminatorias

El Clásico de las Ámericas que había quedado pendiente por las eliminatorias de Qatar 2022 ya tiene fecha y sede oficiales para el encuentro.

Archivo

21 Junio de 2022 16.22

El día de hoy la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) determinó cuándo y dónde continuará el encuentro que fue interrumpido el 5 de septiembre de 2021, y que volverá a jugarse según la orden de la Federación Internacional de Fútbol (FIFA).

El clásico encuentro entre Argentina y Brasil se había visto envuelto en escándalo el 5 de septiembre del año pasado cuando el partido debió ser suspendido luego de que una persona ajena al partido ingresara al campo y señalara que los jugadores argentinos, quienes venían desde Inglaterra, debían retirarse debido a las medidas de salud que regían por la pandemia de COVID-19. 

De este modo, envuelto en polémica por la medida que ocasionó que los jugadores debieran retirarse de la cancha a poco tiempo de comenzar el partido, el encuentro terminó suspendido en un tira y afloje sobre los puntos que se disputaban tanto Brasil como Argentina.

Finalmente, hoy la CBF decidió que el equipo comandado por Lionel Scaloni visitará a su archirrival el jueves 22 de septiembre de 2022 en el estadio Arena Corinthians de Sao Paulo, aunque el horario todavía no está definido. Si bien no hubo una confirmación oficial de la FIFA ni de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino). Si bien desde la  AFA habían considerado que era injusto que el partido se completara y por ese motivo había apelado cada fallo publicado originalmente por la FIFA, es cierto que el máximo ente de este deporte a nivel mundial insistió con su postura y dejó bien en claro que el duelo debía completarse en la cancha y no en los escritorios.

Respecto al escenario elegido, cabe recordar que San Pablo no era la primera opción que manejaban las autoridades de la CBF. Los dirigentes brasileños estaban buscando disputar el encuentro en territorio europeo para poder jugar otro amistoso en ese continente. En cuanto al suelo brasileño, el Estadio de Mangueirão, en Belén, era la opción que querían llevar adelante. Así relanzarían una cancha que se estaba remodelando. Finalmente, todos estos escenarios se descartaron y San Pablo resultó en la sede elegida.