Aseguran que hay más de 1.500 cuerpos de soldados rusos en morgues de Dnipró

"Reposan en los frigoríficos de las morgues", explicó el teniente de alcalde, Mikhail Lisenko, y agregó que esperaba que "las madres rusas puedan venir a buscar a sus hijos".

13 Abril de 2022 12.11

Los cuerpos de más de 1.500 soldados rusos están en las morgues de Dnipro, una ciudad industrial en el este de Ucrania, dijo hoy el teniente de alcalde, Mikhail Lisenko.

"Ahora tenemos más de 1.500 soldados rusos muertos en las morgues de Dnipro que nadie quiere recuperar", dijo Lisenko en una entrevista con el medio en lengua rusa Nastoatchee Vremia (Current Time), financiado por Washington.

"Reposan en los frigoríficos de las morgues", explicó, y agregó que esperaba que "las madres rusas puedan venir a buscar a sus hijos".

"Se piense lo que se piense, son hijos de alguien. Sus madres los criaron, los quisieron, los llevaron a la escuela el 1 de septiembre", el primer día de clase en Rusia, dijo Lisenko, reportó la agencia de noticias AFP.

"Tengo una petición: lo organizaremos todo, pero dejemos que las madres rusas recuperen los cuerpos de sus hijos", afirmó, en un mensaje dirigido aparentemente a las autoridades rusas.

Rusia da poca información sobre sus pérdidas desde el inicio de la invasión a Ucrania.

El último balance oficial, publicado el 29 de marzo, era de 1.351 muertos y 3.825 heridos, pero el portavoz del Kremlin reconoció la semana pasada que el país había "sufrido importantes pérdidas militares".

Las autoridades de Ucrania difunden por Facebook un reporte diario sobre bajas en las filas invasoras, aunque sin ofrecer detalles.

El informe de hoy afirma que que un total de 19.800 militares rusos murieron desde que comenzó la invasión, el 24 de febrero, recogió la agencia Europa Press.

Según los datos del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas ucranianas, en lo que va del conflicto bélico las fuerzas compatriotas destruyeron 739 tanques, 1.964 vehículos blindados, 358 sistemas de artillería, 158 aviones y 143 helicópteros, entre otro equipamiento militar.

Dnipro, una ciudad industrial de un millón de habitantes a orillas del río Dnieper, marca la frontera de las regiones orientales del país y podría, según los expertos, ser el futuro objetivo del ejército ruso.